Con nuevos acueductos, Quito avanza en el alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

LA Network Ciudades - Ciudades

Esta obra es parte de las que ejecuta el Municipio de Quito en el área de influencia de la construcción de la Línea 1 del Sistema Quito Cables.

Foto: Alcaldía de Quito

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, visitó el avance de obra del nuevo sistema de agua potable para el sector alto del Noroccidente de la ciudad, el cual inició en marzo de 2015 y que hace parte de la intervención y regeneración urbana de los barrios de esta zona de la capital ecuatoriana.

“Estamos construyendo una obra de infraestructura fundamental para los barrios del noroccidente del DMQ, esta obra dotará de agua potable a muchos barrios aislados que están en esta zona y forman parte de las obras para transformar a los barrios del noroccidente y que son parte del proyecto Quito Cables”, destacó Rodas.

Por su parte, el Gerente de la EPMAPS, Marco Antonio Cevallos, indicó que “este proyecto comprende la captación de 100 litros por segundo (l/s) a través del aprovechamiento de las fuentes del Río Mindo y las quebradas  Pungú  y Yanayacu”.

Además, agregó que con este nuevo sistema se incrementará a 350 litros por segundo el caudal del sistema Noroccidente (actualmente tiene 250l/s). El agua captada se conducirá hacia la Planta de Tratamiento de Agua Potable Uyachul (16l/s) y la diferencia ingresará a la Planta de Tratamiento Noroccidente.

En total se instalaron 24km de redes de distribución. El sistema de agua potable incluye una estación de bombeo, una línea de impulsión de 876 metros de largo y 364 metros de altura, cuatro sedimentadores, una línea de transmisión centro de 10,38km, una línea de transmisión centro de 2,64km; una red de distribución de 31,80km; sendero ecológico, seguridad y mitigación ambiental en el área de la Reserva Yanacocha de la Fundación Jocotoco.

Esta obra es parte de las que ejecuta el Municipio de Quito en el área de influencia de la construcción de la Línea 1 del Sistema Quito Cables, como parte de la intervención y regeneración urbana de los barrios del noroccidente.

Desde el año 2014 el Gobierno de Quito ha invertido 24.5 millones de dólares para transformar los barrios del noroccidente y que están inmersos en la zona de influencia del proyecto Quito Cables que  brindará un servicio de transporte de primer nivel, con cabinas no contaminantes y seguro pero que además ayuda a la implementación de una verdadera transformación urbana y mejoramiento de la calidad de servicio a barrios que por décadas estaban olvidados.