“Cuando las calles de una ciudad presentan

 un aspecto triste, toda la ciudad parece triste.”

Jane Jacobs

¿Por qué abandonamos los parques que algún día nos hicieron felices?, pueden existir varios motivos: la percepción de inseguridad que nos genera estar en él; los pocos accesos o bien, porque las instalaciones no son cómodas ni brindan las actividades que disfrutan o necesitan quienes los usan.

María, una mujer que lleva 28 años habitando en la colonia Libertad, en Ensenada, ha vivido la problemática que enfrenta el Parque de la Familia, ubicado en esa demarcación: inseguridad, falta de mantenimiento y suciedad. Desde hace más de 18 años, la comunidad ha logrado hacer algunas adaptaciones y limpiar, aunque el tiempo, les ha pasado factura.

“Siempre he dicho que era un parque

 triste,  porque  muy poca gente estaba

 visitando el parque, cuando nosotras le

 dimos una limpieza y se veía bonito la

 gente se sentaba a comer su torta o sus tacos.”

-María Rosa, vecina del parque

Con el fin de apoyarlos, Fundación Placemaking México implementó el Programa Parques de Corporación del Fuerte junto al gobierno del municipio de Ensenada y del estado de Baja California, así como el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF) del municipio.

A raíz de la pandemia por la Covid-19, el colectivo Chicas Unidas con Amor, una organización comprometida con apoyar a personas en situación vulnerable comenzó a utilizar el espacio para donar comida, dar ánimo y vitalidad a la comunidad con actividades artísticas. Con la implementación basada en crear lugares que respondan a las necesidades de las personas, se instalaron mesas de picnic, para compartir sus alimentos junto a más personas, con el fin de crear lazos que les ayuden a disfrutar y alargar su estancia en el Parque de La Familia.

Además, para diversificar la posibilidad de actividades que se pueden realizar, se instaló un módulo de  juego para las niñas y niños que actualmente disfrutan jóvenes con discapacidades motrices. La integración de los grupos más diversos e históricamente discriminados, fortalecen las relaciones sociales de una comunidad, para hacerla más integral, segura e innovadora.

Para fomentar la actividad física y deporte de quienes ya visitaban el parque, se instalaron ejercitadores, se pintó su cancha, se resanaron y pintaron los muros de la misma, además de las estructuras de tableros. Estos tableros fueron intercambiados por nuevos, y se colocó una  banca de material reciclado para  el descanso. Con estas acciones, se logra extender el tiempo de permanencia en el parque y con ello el aumento de vigilantes naturales.

“Les beneficiará a toda la

 comunidad definitivamente,

 las señoras ahora sí vienen al

 parque. Beneficiará  desde los

 niños hasta las personas mayores.”

-María, vecina del parque

Cuando se incluyen a todas las personas los lugares se llenan de vida. Los vecinos ya no son desconocidos, hay pláticas más frecuentes al encontrarse allí, se planean desayunos, se convive con música, con comida, con ganas de volver a vivir después de la pandemia. Se comienza a crear un lugar donde las personas se sienten alegres.

Desde el proceso de instalación, acercamiento comunitario e inauguración, toda la comunidad se divierte en su parque. La convivencia vuelve al Parque Libertad de la Familia con más seguridad, más felices y plenos, haciéndole honor a su nombre.

Queremos hacer lugares desde las comunidades y sabemos que la mejor forma es hacerlo precisamente con las comunidades, escuchando las voces de quienes ocupan el espacio y han vivido miles de historias ahí. Sobre todo en contextos de vulnerabilidad, donde los lugares como los parques son fundamentales para coadyuvar a la cohesión social, a reinventarse en espacios más sanos y confiables.

Tenemos claro que la comunidad es la experta y por ello, nadie mejor que sus habitantes para crear parques que los hagan sentirse más felices y plenos.

Placemaking nos brinda las herramientas para acompañar y apoyar a estas comunidades a salir de situaciones de fragilidad social, para construir o integrar una colectividad por medio del juego, la diversión, el esparcimiento y el talento de las personas que ahí habitan.

Este parque está contando nuevas historias.

¿Estás listo para unirte a nuestra red y 

beneficiar a las familias mexicanas que más lo necesitan?

 Entra a nuestra página oficial www.placemaking.mx

descubre cómo puedes donar.

¡Construyamos lugares más seguros para todas las personas!