Planta de residuos de Quito aún no trabaja al tope de su capacidad

LA Network Ciudades - Ciudades
29 noviembre, 2016 - Ecología Urbana

La Planta fue construida para recibir unas 22 mil toneladas de basura cada mes.

Foto: Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos
Foto: Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos

Seis meses completó el periodo de prueba de la Planta de Separación de Residuos Sólidos de Quito (Ecuador), que pese a que debía comenzar su operación en enero del presente año, ha tenido diferentes dificultades que han impedido que se cumple este propósito.

El proyecto, que contó con una inversión superior a los tres millones de dólares, se encuentra ubicado en la estación El Troje al sur de la ciudad, y ha presentado demoras en todo su proceso debido a problemas técnicos, insuficiencias energéticas y falencias en la operatividad.

A estas falencias, se le suma el recién revelado informe sobre la fase pre-operativa del proyecto, que fue divulgado por la Comisión de Ambiente. En el estudio, el ente investigador encontró siete dificultades, una de ellas relacionada con la densidad del material que sería recibido en la Planta.

Igualmente, la Comisión encontró fallas en el patio de maniobras, la zona de recepción de residuos, calificada como de “espacios reducido”; y en el área de clasificación, también detallada como de poco espacio para la cantidad de residuos a recibir estimada en 570 kilogramos por metro cúbico (kg/m³).

Además, como si los problemas estructurales no afectaran ya la puesta en marcha normal del proyecto, se le sumaron falencias jurídicas surgidas desde la suscripción de un contrato complementario por más de 800 mil dólares para la compra de bienes, acción que se encuentra prohibida en la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública.