Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Comfama Top Home
Donar

Población LGBTI entre las de mayor vulnerabilidad por la pandemia de COVID-19 en Latinoamérica

Compartir en redes sociales:

ONU Sida advierte que violencia física y mental se está concentrando sobre este grupo como efecto de medidas por crisis sanitarias.

Población LGBTI entre las de mayor vulnerabilidad por la pandemia de COVID-19 en Latinoamérica
A la situación general de discriminación y violencia que debe vivir habitualmente esta población, se suma el aislamiento que ha recluido a personas de esta población en sus hogares donde sus familias no los aceptan.

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida, ONU Sida, advirtió que la discriminación, la violencia física y simbólica e incluso la negación de acceso a medicamentos y servicios de salud en general, son algunos de los efectos negativos que las medidas de confinamiento y cuarentena han generado sobre la población LGTBI en las ciudades de Latinoamérica.

A esta denuncia se han unido organizaciones e instituciones como Open Democracy y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que evidenciaron especialmente los casos de Bogotá, Panamá, Ciudad de México y Lima.

“Las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) están siendo señaladas, culpadas, maltratadas, encarceladas y estigmatizadas como vectores de la enfermedad durante la pandemia de COVID-19”, señaló el comunicado de ONU Sida expedido desde Ginebra.

Medidas como el llamado ‘Pico y Género’ que estuvo activa en la ciudad de Bogotá hasta el pasado lunes 11 de mayo y que permitía a hombres y mujeres salir alternadamente a adquirir alimentos y otras actividades, asignó a la población LGBTI salir el día según el género con el que se identificara; sin embargo, las redes sociales revelaron el caso de un hombre transgénero que fue expulsado de un mercado por empleados y clientes que le maltrataron por su identidad.

ONU Sida destacó también el caso de Belice donde un hombre gay fue agredido físicamente y posteriormente murió por esta causa. El hombre, quien violó la medida de toque de queda en ese país, fue “arrestado, humillado y apaleado”, señaló la agencia de la ONU.

En Panamá y Lima situaciones similares han sido puestas de relieve y a la voz de ONU Sida y Open Democracy también se sumó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que denunció que “por lo general, estas medidas de contención no establecen protocolos claros para la circulación de dichas personas, ni lineamientos para la actuación de las fuerzas de seguridad en caso de que los documentos de identificación personal no correspondan a la identidad o expresión de género de las personas”.

A la situación general de discriminación y violencia que debe vivir habitualmente esta población, se suma el aislamiento que ha recluido a personas de esta población en sus hogares donde sus familias no los aceptan y son discriminados u objeto de agresiones.

“El VIH nos enseñó que la violencia, el bullying y la discriminación solo sirven para marginar aún más a las personas que más lo necesitan”, recalcó Winnie Byanyima, directora ejecutiva de ONU Sida.

Sobre el confinamiento, la agencia multilateral destacó que esta situación es un crítico agravante de condiciones prexistentes de salud mental en esta población como son la soledad, la depresión, ansiedad y pensamiento suicida; entre otros.

Por su parte la CIDH denunció el caso de Ciudad de México en la que integrantes de la población LGBTI que vivía y trabajaba en hoteles (en Argentina se calcula que el 90 % de los ingresos de las personas transgénero es derivado del trabajo sexual); fueron expulsados lo que les puso en situación de calle, aumentando su vulnerabilidad.

Sin embargo, la situación es más grave aún en relación con el acceso a los servicios de salud en momentos en que este aspecto se convierte en un asunto de vida o muerte. “En cuanto al acceso a servicios de salud, según informes recibidos por la CIDH, las personas LGBTI que buscan atención médica en varios Estados miembros de la OEA enfrentan maltrato, hostigamiento, violencia física y la negativa de atención médica necesaria por parte de profesionales de la salud”.

En este sentido ONU Sida recalcó que especialmente los gobiernos locales, cuando toman medidas restrictivas no han generado las respectivas excepciones para que, por ejemplo, la población con VIH pueda acceder de manera diferenciada a los servicios de salud necesarios para su condición como las terapias antirretrovíricas o las terapias hormonales para las personas quienes están en procesos de afirmación de género.

“Esto es algo especialmente cierto en el caso de los miembros de la comunidad LGBTI que carecen de recursos económicos, se encuentran en situación de desempleo, han perdido sus hogares o residen en viviendas marginales”, señaló ONU Sida en su comunicado.

La Comisión Interamericana hizo un llamado a sus estados miembros a garantizar los derechos de no discriminación y los de igualdad para las personas de esta población, otra de las víctimas con las que se ha ensañado la crisis sanitaria por la pandemia de COVID-19 en Latinoamérica.

Compartir en redes sociales:

3
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Únete a la red colaborativa

Mantenemos tus datos seguros