Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Idea Top
Donar

Cómo el convertir una autopista de Nueva York en un parque podría ahorrar tiempo, dinero y vidas

Compartir en redes sociales:

Investigadores de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia exploraron la rentabilidad de construir un parque lineal en varios sectores de la autopista Cross-Bronx Expressway. Los resultados para la movilidad, el medio ambiente y la salud de los habitantes de la zona serían contundentes.

Diseño tentativo de los sectores del parque en la Cross-Bronx Expressway. Imagen: Universidad de Columbia.

La autopista Cross-Bronx Expressway en la ciudad de Nueva York es una de las vías más congestionadas de los Estados Unidos. Los conductores perdieron 86 horas en ella en 2016 de acuerdo con Inrix, compañía que analiza el impacto del tráfico y la congestión vehicular en las ciudades del mundo.

Pero no es solo un asunto de pérdida de tiempo y falta de movilidad. Es también un asunto ambiental y de salud pública. La polución causada por los trancones de vehículos allí, sube hasta las ventanas de los edificios residenciales cercanos y provoca enfermedades, especialmente respiratorias, entre quienes viven en esa zona, inmigrantes en su mayoría.

Es por ello que investigadores de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, se dieron a la tarea de explorar la rentabilidad que tendría construir un parque sobre algunos sectores de la famosa autopista de 6.5 millas de longitud, encontrando que la obra ahorraría tiempo, dinero y vidas. Los resultados de este estudio fueron publicados en el American Journal of Public Health en febrero pasado.

Los investigadores construyeron una simulación por computadora para evaluar el efecto de la conversión de una sección de 2.4 millas de la carretera para 226.608 personas que viven cerca. Descubrieron que el proyecto beneficiaría a cada residente en términos económicos y de esperanza de vida. El proyecto produciría 1,629 dólares adicionales per cápita y agregaría casi dos meses a un año de vida ajustado por calidad (AVAC o QALY por sus siglas en inglés).

Las ganancias económicas, principalmente por el aumento de los valores en las propiedades, compensarían el alto precio del proyecto, que se estima en $ 757 millones de dólares. La mejora de la salud y la longevidad se deben también a un menor número de accidentes con peatones, una menor contaminación y más oportunidades para el ejercicio.

“Es extremadamente raro que las inversiones en políticas sociales ahorren dinero y vidas”, dice el autor principal del estudio, Peter Muennig, MD y profesor de Política y Gestión de la Salud. “Los ejemplos incluyen vacunas y medidas básicas de seguridad del automóvil como cinturones de seguridad. Convertir una autopista en un parque es un poco como un cinturón de seguridad o una vacuna para todo un vecindario”, añadió.

Cómo convertir una autopista de Nueva York en un parque podría ahorrar tiempo, dinero y vidas
Autopista en Nueva York

La carretera está vinculada con una variedad de problemas sociales y de salud y se le reconoce como altamente perjudicial para la comunidad. “La autopista Cross-Bronx Expressway, que es muy utilizada por camiones, atraviesa vecindarios con la peor contaminación del aire y las tasas más altas de diabetes, obesidad y asma en la ciudad”, explica Muennig. “Convertir secciones de esta carretera en un parque es una oportunidad única para revertir este daño”.

La decisión no parece descabellada. De acuerdo con expertos en movilidad si toda la carga que se mueve hoy en camiones por esa autopista se pudiera llevar en trenes por el Nordeste de la ciudad, se podría sacar de circulación el 90 % de los camiones de la vía.

En su documento, financiado a través del programa Global Research Analytics for Population Health (GRAPH), Muennig y los coautores Sooyoung Kim, Zafar Zafari y Martine Bellanger, explican que al elegir carreteras para convertir en parques, los mayores beneficios se acumularían en áreas deprimidas económicamente. El aumento en el valor de las propiedades probablemente también conduzca a la mejora de las escuelas y a la disminución de factores de criminalidad no contabilizados en el modelo de computadora.

Aun así, crear un parque donde hoy existe una autopista sería una bendición para cualquier vecindario, incluso si la carretera no está por debajo del nivel, señalan los investigadores. Existen muchos ejemplos de ello hoy en el mundo: el llamado Big Dig, Boston enterró la Interestatal 93 para crear un parque; en Seattle se construyó el Freeway Park alrededor de la Interestatal 5; en Santiago de Chile se construyó la Costanera Norte para privilegiar espacios públicos en la superficie y en la ciudad de Medellín se soterró un tramo de la autopista sur para crear un parque al lado del río.

Compartir en redes sociales:

5
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Únete a la red colaborativa

Mantenemos tus datos seguros