Quito cuenta con 63,8 kilómetros de ciclovías a 2014, que fortalecen el concepto de ciudad verde que se quiere promover por sus autoridades.