Los cambios e impactos de la pandemia en el aumento y visibilización de los riesgos psicosociales que viven las y los trabajadores, agilizando la respuesta de muchas organizaciones para salvaguardar la salud física, psicológica y social de sus colaboradores.

Sin embargo, el desafío es tan grande, tan rápido y complejo, que todavía hay organizaciones que no han podido o entendido cómo responder de la mejor manera a la necesidad expresa de las y los trabajadores, por desempeñarse en condiciones que verdaderamente favorezcan y atiendan su desarrollo, salud y bienestar integral.

Y peor aún, hay organizaciones que no han ni siquiera reaccionado ante esta situación, que deviene en derecho pero también en oportunidad para su empresa, de cuidar y salvaguardar la salud, desarrollo, bienestar y satisfacción de sus equipos de trabajo.

Para entender los riesgos psicosociales, hay que partir primero de los FACTORES psicosociales, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) considera como factores psicosociales a:

  1. Factores individuales o personales del trabajador
  2. Condiciones y medio ambiente de trabajo

Factores externos que incluyen las condiciones económicas y sociales del lugar de trabajo, pero que repercuten en él, como la pandemia.

También la OIT define los riesgos psicosociales como

“…Interacciones entre el trabajo, su medio ambiente, la satisfacción en el trabajo y las condiciones de su organización, por una parte, y por la otra, las capacidades del trabajador, sus necesidades, su cultura y su situación personal fuera del trabajo, todo lo cual, a través de percepciones y experiencias pueden influir en la salud y en el rendimiento y la satisfacción en el trabajo…”

De esto nos interesa la interacción dinámica entre las 1. Condiciones de trabajo, medio ambiente, tareas y factores de la organización, y 2. Reacciones de los trabajadores, habilidades, necesidades, expectativas, cultura y vida privada. 

Es así que factores psicosociales disfuncionales como: procesos de comunicación, estilos de liderazgo, formación y crecimiento laboral, inestabilidad laboral, tareas, autonomía del trabajo, decisión, motivación, ritmo y turnos de trabajo, pausas, relaciones interpersonales, entre otras, puedan convertirse en un riesgo.

Convirtiéndose en riesgos psicosociales aquellos factores que tienen una alta probabilidad de tener consecuencias importantes para la salud, 

Para identificar el impacto en la salud, es clave tener presente dos elementos importantes y constantes en estos riesgos:

  • Probabilidad, de que un factor, se presente y afecte la salud de la y el trabajador.
  • Gravedad de sus consecuencias, forma y fondo del impacto en la salud del trabajador, así como en su desarrollo y calidad de vida dentro y fuera del trabajo.

¿Cuáles son los principales riesgos psicosociales?

  • Estrés y ansiedad
  • Violencia en cualquiera de sus formas
  • Falta de certeza laboral
  • Desequilibrio entre la vida personal y laboral
  • Falta de fortalecimiento emocional
  • Burn out o agotamiento extremo
  • Mobbing, acoso y hostigamiento

¿Cómo se comportan dentro de la organización los riesgos psicosociales?, 

  • Se expanden rápidamente
  • Se relacionan fácilmente con otros riesgos
  • No son visibles de inmediato
  • Son multifactoriales
  • No basta con una estrategia fija de atención

¿Qué podemos hacer para contrarrestarlos?

Podemos crear pequeñas estrategias ágiles de tres fases:

  1. Prevención, crear campañas, programas y acciones que ayuden a la prevención e identificación temprana de posibles disparadores de los riesgos, tanto desde el rubro administración y planeación organizacional, hasta la salud integral de las y los colaboradores.
  2. Atención, responder de inmediato ante casos que se encuentren activos con alguno de los riesgos psicosociales, siempre de forma integral, ágil y con mirada a futuro.
  3. Contención, identificar, evaluar, mediar, adecuar respuestas de la organización, con la finalidad de evitar el escalamiento de alguno de los riesgos.
  4. Por último y siempre importante, mantener una campaña de prevención, promoción donde todas y todos en la organización, cuenten con información que les permita prevenir, identificar y canalizar una situación para su mejor atención y respuesta.

La salud personal y organizacional, es tarea de todas y todos, y debe haber una corresponsabilidad activa en favor del bienestar y crecimiento.

¿Identificas algún riesgo en ti?

Te dejo un fuerte abrazo,

Fernando Hernández Avilés / Presidente ResilienciaOrganizacional.org

Twitter: @generacambios / (+521) 559191-9292

Foto de Andrea Piacquadio: https://www.pexels.com/es-es/foto/triste-empresario-maduro-pensando-en-problemas-en-la-sala-de-estar-3772618/