Río de Janeiro puso en marcha una nueva campaña de educación vial

Río le apuesta a la integración intermodal para mejorar la movilidad

LA Network Ciudades - Ciudades
12 octubre, 2017 - Movilidad

La integración deberá realizarse con el intervalo máximo de dos horas y media, con la utilización de la tarjeta RioCard. 

Foto: Archivo LA Network

La Secretaría Municipal de Transportes de Río de Janeiro estableció la integración de los valores de los servicios de las vans y el metro, esto con el objetivo de modernizar el sistema operativo de los transportes de la ciudad, posibilitando un mejor acceso de los habitantes de la Rocinha y del Vidigal a los sistemas que impulsan la intermodalidad en la ciudad.

Las 66 vans autorizadas a hacer la integración con el metro serán identificadas con una banda amarilla en el lateral y pertenecen al Servicio de Transporte Público Local (STPL). La integración entre metro y vans se realizará en las estaciones del metro de São Conrado y Jardim de Alah.

“La población merece y necesita medidas como ésta, es fundamental que la integración entre los medios de transporte, y un precio de tarifa asequible y justo, las vans van a actuar como alimentadores del metro, que es un modal con capacidad excepcional”, destacó el Vice-alcalde y Secretario Municipal de Transportes, Fernando Mac Dowell.

Esta apuesta, operará durante 90 días en periodo piloto y después de los tres meses, ya en 2018, la tarifa de integración tendrá un nuevo valor conforme a las reglas de integración del Billete Único Carioca. La integración deberá realizarse con el intervalo máximo de dos horas y media, con la utilización de la tarjeta RioCard.

“El metro puede llevar la población para cualquier punto de la ciudad, con lo que los usuarios tendrán ahorro de tiempo, además de más comodidad en el desplazamiento. La idea es que esa iniciativa, que ya es un éxito, se extienda a otras regiones y beneficie a cada vez más personas”, agregó el Secretario.

Mac Dowell, igualmente, destacó la importancia de la medida que busca beneficiar a los habitantes de la región y demás usuarios que utilizan el transporte público diariamente.