Inicia en Rosario el “Operativo Invierno”

Rosario alertó a la comunidad en la prevención del contagio de gripe A

LA Network Ciudades - Ciudades
14 junio, 2017 - Salud

En Rosario, la cobertura lograda durante el 2016 fue la mejor alcanzada desde la incorporación de la vacuna contra la gripe A al calendario nacional.

Foto: Intendencia de Rosario

La Secretaría de Salud Pública de Rosario (Argentina) recordó las recomendaciones para evitar contraer la gripe A, al tiempo que remarcaron que el virus se transmite de la misma manera que las otras cepas gripales y que las medidas a adoptar para prevenir su contagio son similares.

Este grupo de recomendaciones, se dio luego de la llegada del invierno y el frío, cambios climáticos con los que siempre es necesario extremar las medidas de precaución para cuidar la salud, y particularmente ante la aparición de un primer brote.

Para su tratamiento y prevención, la vacuna antigripal que se aplica de forma gratuita en hospitales y centros de salud, denominada “trivalente”, incluye protección para esta cepa de la gripe.

En este sentido, el secretario de Salud Pública de Rosario, Leonardo Caruana expresó que “estamos a tiempo y es de suma importancia aplicarse la vacuna antigripal. Por esto pedimos a todos los ciudadanos y ciudadanas que concurran tanto a los lugares públicos como privados para vacunarse ya que la misma junto a otras medidas de prevención, como taparse la boca con el brazo al toser o estornudar disminuyen las posibilidades de enfermedades respiratorias”, dijo.

En Rosario, la cobertura lograda durante el 2016 fue la mejor alcanzada desde la incorporación de la vacuna al calendario nacional, logrando vacunar al 99% del personal de salud y mayores de 65 años. Los porcentajes son menores en el grupo de embarazadas y puérperas (60 por ciento), y la población de 2 a 64 años con patologías de riesgo (menor a 50 por ciento).

Las autoridades de salud rosarinas, remarcaron que el virus de la gripe A se transmite de una persona a otra fundamentalmente por gotitas provenientes de la vía respiratoria de una persona enferma (llamadas secreciones), a través de la tos, estornudos o simplemente cuando habla.

Los síntomas de la enfermedad gripal suelen aparecer a las 48 horas de efectuado el contagio y la mayoría de los afectados se recupera en una o dos semanas, sin necesidad de recibir tratamiento médico.

Sin embargo, en niños pequeños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas, la infección puede conllevar graves complicaciones, y poner en riesgo la vida. La gripe se manifiesta a través de un cuadro de fiebre alta, tos y dolores musculares que pueden ser leves o moderados.

Además, en la mayoría de los casos, los pacientes no tienen dificultades graves. Sin embargo, el riesgo de desarrollar complicaciones (la más frecuente es neumonía) aumenta entre los grupos de riesgo: bebés entre 6 y 24 meses, mujeres embarazadas en cualquier momento de la gestación y adultos mayores de 65 años, trabajadores de la salud y personas con enfermedades respiratorias y/u otras enfermedades crónicas o graves.