Solo el 17 % de los ríos que fluyen libremente están protegidos

Solo el 17 % de los ríos que fluyen libremente están protegidos

LA Network - Equipo editorial
14 mayo, 2021 - Ecología Urbana

Una nueva investigación internacional encuentra que los compromisos de biodiversidad serán clave para la protección del agua dulce en el mundo.

Solo el 17 % de los ríos que fluyen libremente están protegidos
Mientras los legisladores se reúnen virtualmente este mes para desarrollar nuevos objetivos globales de conservación, los expertos piden mayores acciones para la protección de los ríos.

Una nueva investigación sobre el destino de los ecosistemas de agua dulce publicada por la revista Sustainability encuentra que solo el 17 % de los ríos en todo el mundo fluyen libremente y están dentro de áreas protegidas, lo que deja muchos de estos sistemas altamente amenazados y a las especies que dependen de ellos también en riesgo.

“Las poblaciones de especies de agua dulce ya han disminuido en un 84 % en promedio desde 1970, siendo la degradación de los ríos una de las principales causas de esta disminución. Como fuente de alimento fundamental para cientos de millones de personas, debemos revertir esta tendencia”, explicó Ian Harrison, especialista en agua dulce de la organización no gubernamental Conservation International y coeditor de la investigación.

Mientras el mundo busca establecer nuevos objetivos de conservación en la reunión de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica a finales de este año, los científicos están pidiendo a los legisladores que den prioridad a una mayor protección de los ríos.

“Los ríos que fluyen libremente y otros ecosistemas de agua dulce que funcionan naturalmente sustentan la biodiversidad y la cadena de suministro de alimentos, el agua potable, las economías y las culturas de miles de millones de personas en todo el mundo. Por lo tanto, su protección es fundamental para mantener estos valores”, afirmó Jonathan Higgins, asesor científico senior de agua dulce en The Nature Conservancy.

Solo el 17 % de los ríos que fluyen libremente están protegidos
Una nueva investigación internacional encuentra que los compromisos de biodiversidad serán clave para la protección del agua dulce en el mundo. Imagen: Ríos desprotegidos

Una coalición recién formada de expertos en recursos hídricos coordinó esta colección de artículos, la primera en su tipo, centrada exclusivamente en planes de protección duraderos para ríos que fluyen libremente, con el objetivo de ofrecer una hoja de ruta a los legisladores para que puedan integrar la mejor ciencia disponible en los planes de acción ambiental. No existe un marco global centrado específicamente en la protección de los ríos y la protección del agua dulce recibe menos atención y financiación en comparación con los esfuerzos por los sistemas marinos y terrestres.

La colección de 15 estudios con autores de todo el mundo ofrece ejemplos de protecciones de ríos a través de la aplicación de investigación científica, leyes, políticas y la implementación sobre el terreno de estrategias de restauración y gestión.

“Estos ecosistemas se encuentran entre los menos estudiados y protegidos del mundo, y corren el riesgo de sufrir una mayor alteración y degradación debido a una serie de amenazas, que incluyen la construcción de presas mal ubicadas, la sobrepesca, la extracción excesiva de agua y la contaminación”, dijo Denielle Perry, geógrafa de recursos hídricos. “Esta colección, la primera en su tipo, aborda los crecientes pedidos para proteger los ríos como corredores en un clima cambiante y por el importante papel que desempeñan en la prestación de servicios ecosistémicos en todo el mundo. Estamos en un momento en el que el cambio climático y las políticas dan forma al camino del desarrollo y la gestión de nuestros recursos fluviales. Debemos actuar para proteger los ríos ahora porque no hacerlo traerá consecuencias en las próximas décadas”, añadió Perry.

La investigación incluye ríos en India, Mongolia, México, China y Estados Unidos. Varios artículos analizan en profundidad ecosistemas de agua dulce específicos y ofrecen información que se puede aplicar en otros lugares.

“Las recomendaciones formuladas en este número especial para una protección más progresista y un uso racional de nuestros recursos acuáticos continentales son oportunas. Los humedales, por ejemplo, son una solución poderosa basada en la naturaleza para los muchos desafíos que enfrenta el mundo. Tomar medidas ahora para los humedales es fundamental para crear el futuro que queremos”, dijo Martha Rojas Urrego, secretaria general de la Convención de Ramsar sobre Humedales.

Mientras los legisladores se reúnen virtualmente este mes para desarrollar nuevos objetivos globales de conservación, los expertos piden mayores acciones para la protección de los ríos. Existe una clara evidencia científica del valor de los ríos que fluyen libremente, incluida su capacidad para sostener peces migratorios y entregar el sedimento necesario para mantener los deltas de los ríos, hogar de 500 millones de personas y algunas de las tierras agrícolas más productivas del planeta. -y evitar que se hundan y encojan.

“Si bien el 17 % de todos los ríos que fluyen libremente están dentro de áreas protegidas, en la mayoría de los países el nivel de protección de los grandes ríos es mucho más bajo”, dijo Jeff Opperman, científico líder mundial en agua dulce de la organización ambiental WWF. “Son estos grandes ríos los más cruciales para sostener las pesquerías que sustentan a las comunidades rurales”.