Sucre está ubicada a 2.790 metros sobre el nivel del mar, en una cabecera de valles de clima cálido. Fue la capital histórica y constitucional de Bolivia y es actualmente la capital del departamento de Chuquisaca.