Idea Top
Donar

TransMiCable en Bogotá requiere tarifas diferenciadas

Compartir en redes sociales:

La entrada en operación de este sistema de transporte, que mejora la movilidad en los barrios periféricos de Bogotá, le impone varios retos a la ciudad, entre ellos disminuir los tiempos de desplazamiento, la apropiación del sistema, el mantenimiento y la aplicación de tarifas diferenciales.

TransMiCable en Bogotá requiere tarifas diferenciadas
El valor del pasaje es de 2.300 pesos integrado, es decir que se pueden hacer trasbordos desde y hacia TransMilenio y los buses zonales.

Los impactos del nuevo sistema de transporte TransMiCable en Bogotá, los cambios en renovación urbana, el modelo de tarifas y la incidencia en las campañas electorales fueron tema de análisis en el programa radial Observatorio de Gobierno Urbano, del Instituto de Estudios Urbanos (IEU) de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

De acuerdo con los invitados al programa, entre las percepciones ciudadanas sobre TransMiCable están que se mejoró la seguridad, porque es más difícil que se presenten atracos; es imposible colarse, por el tipo de puertas de acceso; se incrementan los costos para los habitantes, debido a que se deben pagar dos pasajes si se pasan de los tiempos previstos y se obliga a que los niños paguen pasaje.

Aunque la ley establece que los niños deben pagar pasaje, se volvió común evadir ese costo, por eso ahora sorprende que en el cable se cumpla y se crea la idea de que se genera un impacto desfavorable en los bolsillos de los usuarios.

Los expertos invitados al programa radial del IEU consideran que realmente en lo que se debe profundizar es en las tarifas diferenciadas que existen hoy, en las cuales el pasaje es 40 % más económico para las personas de niveles 1 y 2 del Sisbén.

Para hacer estos cambios es necesario tener en cuenta tanto el tipo de población a la que llega el sistema como el acceso, que no solo se da en términos de movilidad, sino también económicos.

Nuevas opciones

El TransMiCable, que opera en la localidad de Ciudad Bolívar con impacto en 69 barrios, realiza el recorrido desde el Portal Tunal de TransMilenio, pasa por las estaciones Juan Pablo II y Manitas y finaliza en el Mirador del Paraíso. Dicho recorrido, de 3,34 km, se realiza en 13 minutos.

El valor del pasaje es de 2.300 pesos integrado, es decir que se pueden hacer trasbordos desde y hacia TransMilenio y los buses zonales. Se debe hacer con la tarjeta Tullave personalizada y se tienen 90 minutos para realizar máximo dos trasbordos.

El profesor César Ruiz, de la Facultad de Ingeniería de la U.N. Sede Bogotá, considera que con la puesta en marcha de este sistema se recupera la opción de pensar en la multimodalidad de transporte de una manera más contundente, pues “la ciudadanía empieza a creer que las opciones de proyectos que rompan con ciertas tendencias pueden ser posibles”.

El académico también resalta los impactos en las ganancias de los tiempos en el desplazamiento de la población, los efectos de transformación del espacio público, la construcción de ciudadanía y la apropiación de estos lugares.

Por otra parte, Darío Hidalgo, director ejecutivo de la Fundación Despacio, advierte que la importancia de la nueva modalidad de transporte urbano está en la integración social: “la comunidad donde está el cable es de bajos ingresos, se desarrolló de una manera informal y presenta grandes dificultades y problemas de accesibilidad al transporte”.

Panorama nacional

Colombia cuenta hoy con un cable en Manizales, Cali y Bogotá, y cuatro en Medellín; además está en construcción el de Pereira y uno más en Medellín. En la propuesta del POT de Bogotá se recomienda construir cuatro cables más, que estarían en Usaquén, San Cristóbal, Rafael Uribe Uribe y otro en la localidad de Ciudad Bolívar.

También cabe resaltar que el Metrocable de Medellín fue el primero en inaugurarse no solo en Colombia sino en América Latina, cambiando el esquema de que estos transportes eran solo para usos turísticos y convirtiéndolos en sistemas masivos de transporte; también transformó la imagen de la Comuna 13, una de las más conflictivas de la ciudad.

Esto se debe a que esa infraestructura tiene impacto en el transporte y en la renovación del espacio público, ya que las nuevas obras van acompañadas de SuperCades, canchas múltiples, centros de cultura, recreación y deporte, parques infantiles, restaurantes y otros establecimientos de comercio.

Agencia de Noticias UN

Compartir en redes sociales:

2
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Únete a la red colaborativa

Mantenemos tus datos seguros