El convento de franciscanas de Santa Clara fue fundado por Fray Martín Rol en 1533 y su primera comunidad estuvo formada por ocho monjas. Es un sitio de referencia obligada en la ciudad.