Otro atractivo histórico de Trujillo son las Huacas del Sol y de la Luna, un complejo arqueológico constituido por un conjunto de monumentos situados a unos cinco kilómetros al sur de la ciudad, en el distrito de Moche.