Un grupo de jóvenes se unió en Bello para defender a los peatones