Para concientizar y fomentar ciudades para la infancia, Fundación FEMSA y Fundación Placemaking México implementaron el programa Lugares Amigables para la Primera Infancia (LAPIS) en la Alcaldía Tlalpan, con la colaboración de la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México, a través de la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Rural (CORENADR).

 

Ubicado en la explanada de Jardines de San Juan, un asentamiento humano en suelo de conservación, este parque es punto de conexión entre la Escuela Primaria “Jardines de San Juan” y el Centro Materno Infantil “San José”, lo que lo coloca como un sitio de encuentro trascendental para los niños y niñas.

 

Al recorrido de inauguración del 26 de mayo asistió Columba Jazmín López Gutiérrez, Directora General de CORENADR; Fuencisla García Nuche, representante de Fundación FEMSA; Guillermo Bernal, Director Ejecutivo de Fundación Placemaking México y la comunidad de Jardines de San Juan. 

 

“Jardines de San Juan es ejemplo de cómo la organización vecinal sumada al apoyo de gobierno e iniciativa privada pueden generar Lugares Amigables para la Primera Infancia y para toda la comunidad desde la sostenibilidad”, destacó Guillermo Bernal de Fundación Placemaking México. 

 

Se realizaron talleres informativos y participativos con vecinos, cuidadores e infancias con el fin de adaptar la intervención sin afectar a la reserva, y que a su vez esta nueva versión lleve consigo las opiniones y deseos que la comunidad externó durante estos acercamientos. Para hacer de este Lugar Amigable para la Primera Infancia un sitio de encuentro, cómodo, con accesos, conexiones, diversidad de usos y actividades, se recuperaron una serie de espacios.  

 

Entre ellos destacan: un centro de juegos que estaba en malas condiciones, la instalación de un sube y baja y 7 módulos lúdicos de madera que hacen alusión a las casas que las infancias dibujaron durante los talleres de diseño participativo, la colocación de 3 luminarias solares y un jardín polinizador. Además,  se aprovechó el recurso para construir bancas en las que, tanto infantes como cuidadores, pueden sentarse a descansar o convivir.

 

“En Fundación FEMSA estamos convencidos que invertir en la primera infancia es una de las mejores maneras de contribuir a una sociedad más seguras y saludables para la niñez y para todos”, destacó Eva Fernández, Gerente de Inversión Social en Primera Infancia en Fundación FEMSA. 

 

Para hacer este lugar sostenible se contó con la donación de la materia prima (madera) para la elaboración del proyecto, que estaba en desuso y el trabajo de la comunidad, lo que permite mantener el espacio bajo concepto de reserva natural, sin que haya intervención invasiva. La madera se recuperó de árboles talados por enfermedad, edad o riesgo de caer, que quedan al resguardo de CORENADR, la cual fue tratada para su uso y carpinteros locales pusieron manos a la obra para crear los módulos, ejerciendo así una economía circular para la creación de este LAPIS. 

 

Por otra parte, la CORENADR donó un jardín polinizador con 420 plantas nativas de los viveros de Tlalpan entre las que destacan dos especies: duranta (adonis) y lavanda, cuya designación parte de un análisis realizado por biólogos de la entidad. Son plantas de bajo mantenimiento las cuales se sembraron en jornadas de voluntariado.

 

Con esta nueva adición, el programa ya cuenta con 10 Lugares Amigables para la Primera Infancia inaugurados en 8 ciudades del país, con los cuales ambas Fundaciones buscan crear ambientes pensados en los primeros años del desarrollo de las personas, en cuyos espacios las infancias gocen de una experiencia adecuada en espacios públicos, por medio del juego y la participación comunitaria y a la vez, que los cuidadores sean tomados en cuenta como partícipes de estas experiencias.