Una asesina estridente: la contaminación acústica en las ciudades

LA Network - Equipo editorial
27 febrero, 2022 - Ecología Urbana
La contaminación acústica urbana se está convirtiendo en una amenaza para la salud pública mundial. Así lo advierte un reciente informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ( PNUMA ).
No hay duda que los cierres de COVID-19 trajeron una nueva valoración de los espacios verdes y la reducción del ruido del tráfico urbano

La contaminación acústica urbana se está convirtiendo en una amenaza para la salud pública mundial. Así lo advierte un reciente informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ( PNUMA ). 

La cuarta edición del informe Frontiers, Noise, Blazes and Mismatches: Emerging Issues of Environmental Concern, que se publicó por primera vez en 2016 con una alerta sobre el riesgo creciente de enfermedades zoonóticas, cuatro años antes del estallido de la pandemia de COVID-19, hoy nos advierte de otra enemiga, esta sí, para nada silenciosa: la contaminación acústica en las ciudades. 

La contaminación acústica ya provoca 12 000 muertes prematuras cada año en la Unión Europea y afecta a uno de cada cinco ciudadanos de ese territorio. Los niveles de ruido aceptables se superan en muchas ciudades del mundo, incluidas Bangkok, Damasco, Dhaka, Ho Chi Minh, Islamabad y Nueva York. 

Los sonidos no deseados, prolongados y de alto nivel del tráfico vehicular, los ferrocarriles o las actividades de ocio perjudican la salud y el bienestar humanos . Esto incluye molestias crónicas y trastornos del sueño, lo que resulta en enfermedades cardíacas graves y trastornos metabólicos como diabetes, discapacidad auditiva y una salud mental más deficiente. 

Quienes más afectados están por estos ruidos son los más jóvenes, los ancianos y las comunidades marginadas cerca de carreteras de alto tráfico, áreas industriales y lejos de espacios verdes. 

La contaminación acústica también es una amenaza para los animales , porque altera sus comunicaciones y el comportamiento de varias especies, incluyendo aves , insectos y anfibios

¿Cómo silenciar las ciudades? 

Hay, por supuesto, maneras de contrarrestar el problema de la contaminación acústica: los sonidos naturales pueden ofrecer diversos beneficios para la salud. El informe deja claro que los planificadores urbanos deberían priorizar la reducción del ruido en la fuente; hacer inversiones en movilidad alternativa; e infraestructura urbana que cree paisajes sonoros positivos, como cinturones de árboles, muros verdes, techos verdes y más espacios ecológicos en las ciudades. 

Los ejemplos positivos incluyen la Zona de Emisiones Ultra Bajas de Londres, los nuevos carriles para bicicletas de Berlín en carreteras anchas y el plan nacional de Egipto para combatir el ruido . 

No hay duda que los cierres de COVID-19 trajeron una nueva valoración de los espacios verdes y la reducción del ruido del tráfico urbano. Los programas destinados a ‘reconstruir mejor’ representan una oportunidad infrautilizada para los legisladores, los planificadores urbanos y las comunidades para crear espacios verdes adicionales para todos.