¿Verde cerca? Indicadores de accesibilidad a áreas verdes

Johanna Ortiz Barrios

¿Puedes llegar caminando a una plaza o un parque en menos de 10 minutos? Si vives en Chile y tu respuesta es sí, eres una persona muy afortunada, porque las cifras indican que Valdivia es la ciudad donde el mayor porcentaje de la población puede acceder de esta forma a un área verde, llegando a 63%. Sin embargo, el estándar del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable, CEDEUS, señala que estamos en presencia de acceso sustentable cuando la cifra llega al 75%. 

Tan importante como contar con plazas y parques en la ciudad es que éstos se encuentren cerca de las personas. Por ello no solo importa cuántos metros cuadrados de áreas verdes existen por cada habitante, sino la distancia que debemos recorrer para acceder a ellas.

Por eso, el Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (www.cedeus.cl), cuenta con un indicador de acceso a áreas verdes que determina el porcentaje de la población que reside a una distancia de hasta 5 minutos caminando de una plaza de al menos media hectárea o hasta 10 minutos caminando de un parque de al menos dos hectáreas.

Según los resultados para seis ciudades chilenas, valdivianos tienen mayor acceso ya que el 63% de la población puede llegar entre 5 y 10 minutos caminando a un área verde. Le siguen La Región Metropolitana con 55%, luego el Área Metropolitana de Concepción con 48%, Temuco-Padre Las Casas con 42%, Copiapó con 37% y La Serena-Coquimbo con solo 22%.

 ¿Por qué es importante estar cerca de áreas verdes? Sonia Reyes, investigadora CEDEUS y académica de la Facultad de Agronomía UC, explica que “los seres humanos necesitamos el contacto con la naturaleza – y en espacial con la vegetación – para nuestro bienestar físico y mental; hay numerosa evidencia científica que demuestra la importancia de las áreas verdes para superar el stress que provoca vivir en ciudades en donde predomina el concreto y otros materiales artificiales”.

Francisco de la Barrera, investigador CEDEUS y profesor de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía de la Universidad de Concepción, explica que “pueden existir muchas plazas o grandes parques, pero si se encuentran lejos de la mayoría de las personas, sus beneficios quedan reservados a unos pocos de manera cotidiana”.

Y puntualiza: “Los indicadores de accesibilidad tienen en consideración que alguien de tercera edad o en compañía de niñas y niños pequeños, pueda visitar una vez al día una plaza y por ese establece una distancia de máxima de 5 minutos caminando. En cambio, contempla una menor frecuencia de visita a parques, por ejemplo, una o dos veces a la semana, y por ello se establece una distancia máxima de 10 minutos de caminata”.

CEDEUS ha definido que estamos ante un indicador de acceso sustentable cuando más del 75% de la población puede llegar caminando a plazas y parques, en cambio, “camino a la sustentabilidad” cuando la cifra se sitúa entre 50 y 75% y “no sustentable” cuando menos del 50% puede acceder a ellas.

De las seis ciudades medidas, ninguna supera el 75%, ¿Qué tan factible es cambiar estarealidad? ¿Qué medidas podrían impulsarse? “Es factible si se conjugan varias acciones como implementar plazas en los sitios donde está planificado, pero son hoy sitios eriazos y se crean grandes parques urbanos en espacios que hoy están sin ningún tipo de manejo y que son extensos como cerros isla y humedales” sostiene Francisco de la Barrera.

Y agrega que, “adicionalmente, en algunos barrios se requiere de mayor audacia y convertir áreas que no han sido construidas o se encuentran en abandono en plazas y parques, con las modificaciones correspondientes en los planes reguladores comunales.”

Sonia Reyes comenta al respecto que “en Japón se ha implementado la política de que cada ciudad tenga su bosque, para que todas las personas puedan caminar por el bosque al menos dos veces a la semana; y esto es una política de salud pública, no sólo ambiental”.