En 2003 la colombiana Nina Arias y Mark Coetzee fundaron el Distrito del Arte, lo que propició la aparición de galerías de arte, estudios de moda, restaurantes y despertó un espíritu bohemio en la zona.