Nadie discute la vitalidad que hoy tiene Wynwood, pero también ha habido críticas al proceso de gentrificación, que para algunos expertos debe parar en las ciudades del mundo.