Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

Del G20 en Alibaba al C40 y la lucha por el Clima

Compartir en redes sociales:

Del G20 en Alibaba al C40 y la lucha por el Clima

Profesor Carlos Moreno

http://www.moreno-web.net

(Articulo original en francés para el diario La Tribune del 5 de septiembre 2016.

En español para el portal Ibero americano I-AMBIENTE con traducción de Guillermo Mas @Guille_Mas. Una cortesía personal para su publicación e la Red LANetwork)

Nuestro mundo cambia de forma acelerada sobre el doble efecto de la urbanización y la hiperconectividad. La movilización para que nuestras ciudades se conviertan en respirables se ha convertido en un desafío principal planetario. La calidad de vida ciudadana pasa por el hecho de reencontrar la biodiversidad urbana, poner en marcha nuevas fuentes energéticas renovables, construir circuitos cortos de provisionamiento, utilizar el poder de las nuevas tecnologías. Se trata de retos planetarios principales para hacer frente a los desafíos climáticos y energéticos que nos amenazan.

Después de la COP21 y el acuerdo sobre el clima de Paris, la cumbre del G20 tuvo lugar el 4 y el 5 de septiembre en la ciudad china de Hangzhou. Es un encuentro que llama a redoblar los esfuerzos para que las ciudades sean escuchadas. En octubre, igualmente de este año, en Quito, Ecuador, los jefes de Estado del planeta se reunirán para hablar de nuestras vidas urbanas en la conferencia mundial Habitat III.

No es para nada anecdótico recordar que Hangzhou es una ciudad de más de 10 millones de habitantes que posee un rico patrimonio arquitectónico con un lago de 15 km de circunferencia y 15 millones de m3 de agua, dotada de un puente peatonal bastante singular que lo atraviesa. Pero es también una ciudad, como muchas otras en este vasto planeta, atestada por los innumerables automóviles. La posesión de un coche, como en otras muchas ciudades del mundo, es ante todo la expresión social de una clase media, que ha emergido y que hace del coche un símbolo de éxito y estatus, incluso por encima del medio de transporte. Situación que se complica por los sub dimensionamientos urbanos, la ausencia de infraestructuras y transportes alternativos.

En la báscula del mundo del eje geopolítico NorOccidental, dominante tras la II Guerra Mundial frente al eje SurOriental, recordemos también que Hangzhou es la ciudad natal de Jack Ma y la sede de la empresa tecnológica Alibaba. Jack Ma es una personalidad y un emprendedor autodidacta, profesor de inglés, rechazado no solamente para dirigir uno de los primeros KFC chinos en su implantación, si no también 10 veces por Harvard y quien, como revancha de la historia y símbolo de los tiempos de cambio, ha adquirido una reputación mundial como fundador de Alibaba en 1999. La cual, a día de hoy, se ha convertido en una de las empresas chinas más poderosas del mundo, líder de la venta retail por internet. Alibaba con Baudi, Tencent y Xiamo, forma parte de las cuatro empresas tecnológicas chinas más poderosas del mundo, en el corazón de profundas transformaciones de las vidas urbanas chinas, y que se encuentra en concurrencia directa con los grandes éxitos del high tech de la economía occidental, las GAFA, y que no conocíamos hasta hace poco.

Más que una coincidencia, celebrar el G20 en la ciudad de Jack Ma y Alibaba, es también un reconocimiento a este hecho. Es la primera vez que una cumbre del G20 se organiza en China, convertida en estos momentos en la 2ª potencia económica mundial. Los 20 jefes de gobierno, considerados los más influyentes del planeta, van a evocar la situación actual de crisis, sobre sus diferentes formas.

Es en la víspera de la reunión, cuando los alcaldes de las 30 ciudades más importantes del mundo y formando parte de las 85 ciudades de la red C40 Cities, en la reciente presidencia de la alcaldesa de Paris, Sra. Anne Hidalgo, han decidido lanzar un llamamiento a los dirigentes del G20 para recordar la urgencia de movilizarse en la lucha por el clima. Más allá de la ratificación de los acuerdos de Paris, esta llamada presiona a los Estados, en este siglo de las ciudades, con los alcaldes como aliados poderosos en este combate que los moviliza principalmente.

Los alcaldes de Paris, Londres, Roma, Berlín, Nueva York, San Francisco, Boston, Vancouver, Toronto, Buenos Aires, México, Rio, Tokio, Sídney ,El Cabo, Yakarta, Seúl, entre otros, renuevan su compromiso total por las ciudades con bajas emisiones de C02, contra las energías fósiles, la lucha contra la polución, para la defensa de la sanidad urbana y la calidad de vida de los ciudadanos.

Del norte al sur y del este al oeste del planeta, los efectos del cambio climático se hacen sentir cada día, con olas de calor o de frío, inundaciones, contaminación del aire, ciudades irrespirables, sequías, subidas del nivel del mar…etc.

Una red como la C40 Cities es un elemento clave en la irrupción de la vida urbana por todo el mundo

Los alcaldes de estas megalópolis mundiales recuerdan que limitar el aumento de la planeta a 1,5ºC es ante todo un desafío político y económico, para que las emisiones de gases de efecto invernadero alcancen su límite en el horizonte de 2020. Más que nunca, los jefes de Estado deben trabajar estrechamente con los alcaldes de estas grandes ciudades-mundo, quiénes se benefician de la confianza y la proximidad de los ciudadanos, en lo cotidiano.

¡Los alcaldes no son únicamente una correa de transmisión entre la vida política nacional y la vida local! Los alcaldes son la columna vertebral y los actores a tiempo completo en la vida política en nuestros países de mayoría urbana. Nada puede hacerse sin la visión estratégica que cada uno aporta, sin su dinámica, sin su compromiso y presencia permanente en la vida urbana.

La capacidad de movilización que representa una red como la C40 Cities, es un elemento clave en la irrupción de la vida urbana por todo el mundo. Agregando la presencia de otras redes de alcaldes, que se comprometen como la C40, asistimos a día de hoy a un cambio determinante en la toma de consciencia de la emergencia política en un mundo urbano, las ciudades-mundo como fuerza de proposiciones, para un mundo que debe cambiar, si queremos sobrevivir.

Felizmente, China y USA han anunciado su decisión de ratificar los Acuerdos de Paris. Podemos regocijarnos de este hecho histórico. Constituye una motivación considerable para redoblar el combate de todas las ciudades y de todos los ciudadanos en el mundo, para que estos compromisos se conviertan en acciones concretas. Nuestras ciudades serán el lugar de este combate mundial y su acción es, por tanto, capital.

Un mundo bajo en carbono es una necesidad imperiosa para nosotros y todas las generaciones futuras.

Autobuses eléctricos, cierre de los centros de las ciudades a los coches, recuperación de las autopistas urbanas para convertirlas en lugares de paseo, construcción de parques urbanos en las orillas de ríos y arroyos, modernización de edificios para hacerlos energéticamente eficientes o con generación de energía, vegetalización de techos, muros y paredes, redescubrimiento de la agricultura urbana, implicación de los ciudadanos para ser captadores de la calidad del aire y también, actores de la vida en la ciudad, a todos los niveles…etc… Muchas ciudades y a través de ellas, los firmantes avanzan en esta vía… El futuro es de ellos y su combate es también el nuestro. En el siglo de las ciudades-mundo, estemos a su lado, apoyémosles, y estemos más que nunca movilizados para que nuestras vidas urbanas cambien… Sin duda por nosotros, pero sobre todo por las generaciones futuras.

Vivir en una ciudad viva, a día de hoy y mañana… ¡Live in Living City!

Compartir en redes sociales:

0
0

Este es un espacio de cocreación libre e independiente. Las tesis, los argumentos, las opiniones expresadas aquí reflejan los puntos de vista de los autores y no comprometen el pensamiento ni la opinión del equipo editorial de LA Network. Uno de nuestros principios es la pluralidad y la practicamos con convicción.

¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados

Imagen