Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

Ejemplos inspiradores de resiliencia para los territorios y las empresas

Compartir en redes sociales:

La quinta versión del Foro Socializa de la Corporación ProSUR en la ciudad de Medellín, reunió diversas experiencias que evidencian la capacidad de adaptación de los territorios y las empresas ante las adversidades.

Estas experiencias se reunieron para ser compartidas gracias al 5° Foro Socializa ‘Resiliencia y Sostenibilidad empresarial’ que realizó ProSUR

La historia de cómo Fabricato, una empresa textil que nació en 1919 en Colombia y fue fundamental en la historia de ciudades como Medellín y Bello, superó una crisis que casi la lleva a la quiebra, demuestra que la resiliencia solo es posible a través de valores como la determinación y la tenacidad por sobrevivir y seguir aportando riqueza a la sociedad.

Ese relato casi épico, fue similar al propuesto en la narración de cómo el Grupo Éxito (la principal empresa de supermercados de Colombia), superó la destrucción de su Centro de Distribución como consecuencia de un incendio en 2007. También la capacidad de superación de la Cooperativa Confiar con la crisis financiera de los años 90 y la renovación del Jardín Botánico de Medellín -entre 2005 y 2007- que logró salvar este espacio vital para la ciudad desde el punto de vista medioambiental, científico y social, fueron ejemplos y protagonistas del evento.

Estas experiencias se reunieron para ser compartidas gracias al 5° Foro Socializa ‘Resiliencia y Sostenibilidad empresarial’ que realizó ProSUR, la organización que dinamiza y coordina los esfuerzos empresariales en los cinco municipios del sur del Valle de Aburrá, ello en clave de responsabilidad social territorial.

En un primer momento, el foro dio cuenta de ejemplos de resiliencia en los territorios con tres experiencias que sirven, sin duda, de modelos para otras ciudades o municipalidades.

El primero de ellos fue el municipio de Sabaneta, uno de los más pequeños de Colombia con 53 mil habitantes según el DANE, pero en realidad con ya casi 100 mil habitantes por cuenta del crecimiento inmobiliario desbordado y sin control en su zona central. Precisamente el director de Planeación, Camilo Vallejo, explicó cómo el actual gobierno local ha intentado superar, usando principios de resiliencia, este complejo momento, muestra clara del escaso valor que se le ha dado allí a los procesos de planificación urbana.

La segunda invitada fue la ciudad de Medellín, que a través de Santiago Uribe, director de la Oficina de Resiliencia, compartió el proceso de esta urbe, que en 1991 registró más de 6 300 homicidios, fue considerada durante muchos años la ciudad más violenta del mundo, pero gracias a un esfuerzo conjunto de su sociedad, hoy es ejemplo mundial de urbanismo social, innovación y formación de capacidades institucionales.

Y el tercer invitado fue la empresa Ecoral, cuyo director, Santiago Chiquito, hizo una reflexión sobre la importancia de cuidar el entorno natural para poder mitigar el impacto de los desastres ambientales en las ciudades, cada vez más reiterados como consecuencia del cambio climático acelerado.

En un primer momento, el foro dio cuenta de ejemplos de resiliencia en los territorios con tres experiencias que sirven, sin duda, de modelos para otras ciudades

Las claves para superar la adversidad

Sin duda alguna dentro de las empresas es donde mayormente se configura la importancia del talento humano. Nada se puede hacer sin el ser humano dentro de las organizaciones”, expresó Carlos Viviescaz, Director Ejecutivo de ProSUR, respecto al momento que reunió en la Universidad Eafit a los ejemplos de resiliencia empresarial.

Alejandro López, director de la Fundación Confiar, explicó cómo esta cooperativa financiera se salvó de la crisis del sector en los años 90, momento en el que de 2.000 cooperativas de ahorro y 56 cooperativas financieras, solo sobrevivieron 180 y cinco, respectivamente.

“Las crisis nos afectan de manera sustancial y nos ponen de cara ante la realidad que vivimos y nos hace hallar vías alternativas y creativas para enfrentarlas”, recalcó López.

Explicó que esa crisis se superó con la gente. Fue -según el directivo-, el compromiso, la entereza y la convicción de empleados, asociados, directivos y aliados, especialmente de aquellos empleados que se acogieron a un plan de retiro voluntario, lo que permitió salvar en gran parte el proyecto de recuperación: “con la convicción, casi una militancia frente al  proyecto cooperativo, comprendieron que su salida no fue por problemas internos sino por un contexto determinado”; afirmó López.

Por su parte, tanto en el caso de Fabricato como en el del Grupo Éxito, los procesos -de reestructuración y redireccionamiento del negocio, en el primer caso y de gestión del riesgo a gran escala, en el segundo caso-; fueron el elemento clave para superar las crisis y constituirse en organizaciones ejemplo de resiliencia.

Por ejemplo para Fabricato -que en 2013 estuvo en dificultades económicas, de mercado y de competencia-, en palabras de su Vicepresidente Comercial, Armando Castillo, ser un proceso exitoso de resiliencia organizacional, les exigió renuncias.

“Nos había sido difícil renunciar a cosas: hicimos un proceso de modernización, cerramos algunas compañías, redefinimos la estructura del negocio; entre otras”, relató.

Robinson Valderrama, arquitecto Organizacional y César Avendaño, director de Protección de Recursos; describieron el tamaño del negocio del Grupo Éxito, su presencia nacional -ya que solo por sus tiendas en Colombia, pasan 370 millones de personas al año-, y con ese solo ejemplo, los directivos explicaron que su secreto para superar el reto de un incendio en un Centro de Distribución (Cedi), “fue entender que nuestro negocio es como es y es distinto a otros”, afirmó Valderrama.

El Cedi que se incendió fue de 55.000 m2 que quedaron destruidos por la conflagración de siete días: es decir, esta organización tuvo que implementar procesos de gestión del riesgo para cada una de las múltiples estructuras y negocios (tienen centros comerciales incluso) que integran el Grupo.

Finalmente, con la exdirectora del Jardín Botánico de Medellín y hoy Gerente del Centro de la ciudad, Pilar Velilla; se pudo evidenciar que los procesos de resiliencia también están integrados de sueños, claro, sueños con propósito y liderazgo.

Para el año 2005, el Jardín Botánico de Medellín ‘Joaquín Antonio Uribe’, era poco más que un basurero. Fue con la llegada de Velilla que el espacio vivió su proceso de recuperación entre ese año y el 2007 para convertirlo en el espacio vital para las ciudadanos, la institución protectora del patrimonio verde de la ciudad y centro científico y de espectáculos, que es hoy.

“No vengo a enseñarles nada, solo a contar una experiencia que viví con un equipo de personas inolvidables pues así lo hicimos: estoy segura que todo se puede”, explicó la gestora de aquella transformación.

Seis pasos para ser resilientes

De acuerdo con Judith Rodin, expresidente de la Fundación Rockefeller y experta internacional en el tema, estos seis elementos son claves para que los territorios y las organizaciones sean resilientes:

  1. Conciencia: Identificar las vulnerabilidades y riesgos
  2. Preparación: Todos somos responsables y tenemos un rol
  3. Capacidad de reacción: La primera y más efectiva respuesta es la cohesión
  4. Liderazgo colectivo: Nosotros, juntos, superando los obstáculos
  5. Luego de la crisis: Avanzar
  6. Renovarnos: Para emprender de nuevo el camino

Compartir en redes sociales:

1
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados

Imagen