Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Idea – Banner superior general
Donar

LA

Network

Equipo editorial Medellín - Colombia
Editor
¿Te gustó este contenido? Apoyar a este autor

Cómo es la salud de los latinos que viven hoy en Nueva York

Compartir en redes sociales:

El Departamento de Salud Pública de Nueva York acaba de publicar el primer informe integral sobre la salud de los latinos en esa ciudad, en el que a través de 51 indicadores analizaron los grupos de herencia latina más grandes: puertorriqueños, dominicanos, mexicanos, centroamericanos y sudamericanos.

Por primera vez el gobierno de la ciudad de Nueva York, a través del Departamento de Salud Pública, elaboró un completo informe sobre la salud de los latinos, lo que significa un paso importante para comprender las especificidades y también complejidades en este asunto entre la minoría étnica más grande de la ciudad. Y es que los latinos de veinte países diferentes representan actualmente el 29 % de la población de la ciudad, o sea 2 millones 500 mil personas.

“Este informe destaca las características éxitos, desafíos y disparidades entre los latinos neoyorquinos. Esperamos que este informe no sólo aumente la conciencia de la variación de salud entre la minoría étnica más grande de Nueva York, sino que también ayude a las comunidades a abordar de mejor manera las prioridades”, afirmó Mary T. Basset, Comisionada del Departamento de Salud Pública de N.Y.

El informe fue elaborado en conjunto con la Federación Hispana, la Sociedad de Apoyo a la Niñez, el Centro de Desarrollo de la Mujer Dominicana y ocho investigadores de salud latina y académicos de los principales hospitales y organizaciones académicas de la ciudad de Nueva York.

El informe contiene datos demográficos claves, así como condiciones socioeconómicas, de vivienda y de vecindario que pueden afectar la salud de los neoyorquinos latinos (tales como el empleo, la educación o la carga de la renta). Además, examina los hábitos desde tres áreas fundamentales de la salud pública: vida saludable, estado de salud y atención de salud.

Principales hallazgos

El estudio evidencia cómo a pesar de tener menos oportunidades sociales, económicas y de atención de salud, en comparación con otros neoyorquinos, los latinos tienen tasas de mortalidad más bajas que los no latinos.

Los investigadores explican que esta circunstancia podría estar relacionada con que los latinos tienen una menor prevalencia a fumar y beber alcohol y también tienen mejores tasas en cuanto a realización de pruebas de diagnóstico de cáncer de mama y del VIH, en comparación con los no latinos.

No obstante, las tasas de mortalidad a causa de la diabetes, enfermedad de Alzheimer, cáncer de hígado y muertes involuntarias relacionadas con drogas son más altas entre los latinos.

También se concluye del estudio que los resultados de salud son mejores entre los inmigrantes latinos que han vivido en los Estados Unidos menos de diez años, en comparación con los que han vivido en los Estados Unidos durante diez años o más.

Un punto clave del estudio es las diferencias en los resultados de los distintos grupos de herencia. Tales diferencias pueden deberse a experiencias de discriminación racial o étnica, aculturación y barreras estructurales como las políticas que restringen el acceso a los servicios sociales y que fomentan la segregación racial residencial.

Diferencias según el grupo de herencia latina

Los grupos de herencia se definen como aquellos que se identifican a sí mismos por su herencia latina o hispana, sin importar donde nacieron. En general, los latinos de herencia puertorriqueña —ya sea que hayan nacido en Puerto Rico o no— tienen más probabilidades de presentar más resultados de salud adversos que otros grupos de herencia latina.

 

Por ejemplo, los adultos puertorriqueños tienen más prevalencia a fumar (25 %), mientras que los adultos dominicanos (6 %) y centroamericanos y sudamericanos (7 %) tienen menor prevalencia a fumar que los no latinos (15 %).

En cuanto a la obesidad, las mujeres puertorriqueñas tienen la tasa más alta (38 %), seguidas por las mujeres dominicanas (36 %). Entre los hombres, los mexicanos tienen la tasa más alta (36 %), seguida por los puertorriqueños (35 %).

Los puertorriqueños son los “reyes” en el consumo de bebidas azucaradas: el 40 % de ellos bebe una o más bebidas azucaradas al día frente al 21 % de adultos no latinos.

En relación con la actividad física y en comparación con los adultos no latinos (71 %), los adultos dominicanos tienden menos a realizar 150 minutos o más de actividad física moderada que se recomiendan a la semana (53 %), mientras que los mexicanos (76 %) y los puertorriqueños (70 %) tienen casi el mismo porcentaje.

Otro indicador importante es que los puertorriqueños tienen una tasa mucho más alta de muerte prematura que otros grupos de herencia latina —262.4 por cada 100.000 personas—. La siguiente tasa de muerte prematura más alta pertenece al grupo denominado como Otros latinos en el informe (que abarca cubanos, españoles y otros latinos o hispanos no especificados) y cae a 128.4 por cada 100.000 personas.

En cuanto al consumo excesivo de alcohol es más del doble entre los mexicanos (36 %) que en los no latinos (17 %). También los mexicanos muestran la mayor probabilidad (54 %) de usar condón en sus encuentros sexuales y los dominicanos muestran la menor probabilidad (24 %).

Un tema inquietante en este estudio es que entre los latinos que murieron debido a una sobredosis de drogas, casi dos terceras partes eran puertorriqueños. Vale señalar que los latinos nacidos en los Estados Unidos tienen cinco veces más probabilidades que los latinos nacidos fuera de los Estados Unidos de morir por una sobredosis involuntaria de drogas (31.1 vs. 5.8 por cada 100.000 personas).

Por último, la probabilidad de que los centroamericanos y los sudamericanos no tengan seguro médico es tres veces mayor (29 % y 54 %, respectivamente) que la de los no latinos (9 %).

Sobre este estudio, Miriam Martínez, PhD y Jefe del Programa de Ayuda a la Niñez, señaló que “tener los datos proporcionados por este informe, copioso e integral, impulsará nuestro trabajo para mejorar nuestro trabajo y promover comunidades más saludables.”

Datos adicionales sobre la salud general de los neoyorquinos latinos contrapuesta a la de los neoyorquinos no latinos

Los adultos latinos presentan una menor prevalencia de consumo de bebidas alcohólicas (51 % vs. 58 %).

Los adultos latinos tienen menores tasas de fumar (12 % vs. 15 %).

Las mujeres latinas que ya cumplieron los 40 años de edad presentan más probabilidades de haberse realizado una mamografía en los últimos dos años (82 % vs. 73 %).

Entre los adultos y los estudiantes de la escuela secundaria, se observan una mayor probabilidad de que los latinos se hayan realizado pruebas de detección del VIH (25 % vs. 20 % en estudiantes de la escuela secundaria; 76 % vs. 58 % en adultos).

Los tipos de cáncer más comunes —incluyendo los de mama, pulmón, próstata, colon y rectal— suelen ser ocurrir con menor frecuencia entre los latinos, con la excepción del cáncer de hígado, que es más común entre los hombres latinos (23.6 por cada 100 000 vs. 16.6 por cada 100 000 en los hombres no latinos).

Los latinos presentan una prevalencia más alta a la diabetes (17 % vs. 10 %) y obesidad (32 % vs. 21 %).

Los latinos tienen una mayor tasa de muertes involuntarias por sobredosis (16.2 por cada 100 000 personas frente a 12.6 por cada 100 000 personas).

Compartir en redes sociales:

2
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados

Imagen
Imagen