Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

¿Por qué el bosque nublado de Quito es reconocido por National Geographic?

Compartir en redes sociales:

El noroccidente del Distrito Metropolitano de Quito es parte de dos regiones biodiversas del planeta: la región biogeográfica del Chocó y Andes Tropicales, caracterizadas por su riqueza en biodiversidad y endemismo.

La zona, catalogada como área de prioridad para la conservación en el Ecuador, cuenta con un amplio sistema hídrico, cuyas microcuencas presentan adecuadas condiciones para su uso y consumo local, y contribuye al abastecimiento del Sistema de Agua Potable Noroccidente, que sirve a los barrios del noroccidente de Quito.

El Bosque Nublado del Distrito Metropolitano de Quito figura entre los 21 mejores lugares del mundo, a visitarse en el 2017, de acuerdo a la selección realizada por la revista Traveler de National Geographic.

La publicación destaca que, al norte de Quito, en el bosque nublado perteneciente a la región del Chocó ecuatoriano, se encuentra uno de los lugares con mayor riqueza vegetal y animal del planeta.

Además, señala que este es el hogar de plantas epifitas y raras orquídeas; así como también de cientos de especies de aves, colibríes deslumbrantes y del oso olinguito, que fue identificado en el 2013 como la más reciente especie de mamífero en las Américas.

El reconocimiento de Quito, como una de las ciudades con mayor patrimonio natural y su inclusión entre las capitales más importantes como destino turístico, se debe precisamente, al estado de los bosques, su biodiversidad y los sistemas agroforestales que existen en sus parroquias rurales, de manera particular en las ubicadas en el Noroccidente (Nanegalito, Nanegal, Nono, Pacto y Gualea), por esta razón Quito se hace acreedor de varias nominaciones:

Quito Tierra de Orquídeas: La mayor concentración de especies de orquídeas catalogadas se encuentran en los Andes Ecuatorianos y el DMQ es parte de este hábitat privilegiado de valles interandinos y bosque montaña nublados, hacia ambos lados de la cordillera, la occidental y la oriental.

En los 4.230 Km2, que ocupa el DMQ, se han identificado hasta el momento 400 especies de orquídeas; esto significa más del 10% de especies registradas en todo el país, un verdadero record para un área metropolitana, condición que, a la vez, se torna en un compromiso de conservación de la vida (MDMQ / Jardín Botánico 2015).

Quito Tierra de Osos: A treinta minutos de la ciudad de Quito, en el noroccidente se encuentran los bosques andinos en mejor estado de conservación del distrito y del país; aquí habita una significativa población de osos de anteojos u oso andino.  Por esta razón el 11 de julio del 2013, el Municipio de Quito resolvió declarar a 64.554 Ha, como el Corredor Ecológico del Oso Andino.

Hasta la fecha se han registrado más de 60 individuos, número que se incrementará, una vez que los estudios de la población cubran la mayor parte de la superficie del corredor; por esta razón, también Quito es considerada la tierra de los osos de anteojos.

Quito tierra de aves y la puerta de entrada para los observadores de aves: El noroccidente de Quito es considerado como la zona más importante para la observación de aves en Ecuador y el eje principal del movimiento aviturístico a nivel nacional; por supuesto existe excelentes condiciones para encontrarles y observarlas y la infraestructura hotelera es cada vez mejor.

La ciudad capital es la carta de presentación para los avituristas y la puerta de entrada para los observadores de aves, a otros sectores del país que son más difíciles de visitar.

Quito es la tierra de los colibríes: de las 132 especies registradas en el país, en el DMQ se encuentran 54 especies, que corresponde al 45% del total de especies registradas.

Entre las principales acciones del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, realizadas a través de la Secretaría de Ambiente para la conservación de los bosques y el manejo del patrimonio natural del noroccidente están:

  1. Aplicación de los planes de manejo en cada una de las áreas protegidas declaradas.
  2. Aplicación de incentivo de la exoneración del impuesto a las tierras rurales-ITR-, estipulado en las ordenanzas municipales de declaratoria de las áreas.
  3. Apoyo a la regularización de tierras en las Áreas de Conservación y Uso Sustentable (ACUS) de Mashpi, Pachijal y Yunguilla y en el CEOA.
  4. Capacitación a productores en mejoramiento de sistemas productivos para la prevención de conflictos entre la gente y la fauna silvestre, entre otros. Actualmente, se registra más de 150 beneficiarios.
  1. Ejecución de proyectos de investigación de ecología, biología y amenazas del oso andino al noroccidente del DMQ.
  2. Intervención de proyecto de restauración ecológica en 400 ha en el ACUS de Yunguilla.
  3. Conformación de comités locales para el co-manejo del territorio en el noroccidente.
  4. Comité de Gestión de las ACUS.
  5. Comité Ampliado del Corredor del Oso Andino.

La Secretaría de Ambiente del DMQ ratifica su compromiso de garantizar los actuales recursos naturales, asegurando los mismos para beneficio de las futuras generaciones.

Compartir en redes sociales:

0
0

Este es un espacio de cocreación libre e independiente. Las tesis, los argumentos, las opiniones expresadas aquí reflejan los puntos de vista de los autores y no comprometen el pensamiento ni la opinión del equipo editorial de LA Network. Uno de nuestros principios es la pluralidad y la practicamos con convicción.

¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios