Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

Nuestro reto: la velocidad

Compartir en redes sociales:

Vivimos una época en la que, como nunca antes, la humanidad tiene acceso a una cantidad enorme de información, algo que por demás, hace un par de décadas era impensable. A lo anterior hay que sumarle que hoy tenemos herramientas poderosas para analizar esa información con un alto nivel de precisión. Nuestra capacidad de analizar datos es impresionante. Antes no era posible con tanta certeza, predecir tendencias y nuevas revoluciones, nunca habían existido tantas metodologías, consultores, coachs y entidades de apoyo a la innovación como ahora.

¿Qué hace falta entonces? Desde la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia ANDI, creemos que lo que falta es velocidad. Y es que innovar, si se hace con velocidad, significa competitividad. Esto es, ganarle a la competencia superando, antes que ellos (y ojalá a un menor costo), los retos y barreras de crear nuevas soluciones. Innovar con velocidad significa anotar un home run en el mercado.

¡Aceptémoslo!, vivimos en un mundo volátil, incierto complejo y ambiguo (o VUCA por su significado en inglés: volatile, uncertain, complex and ambiguous). Bajo este  escenario se requiere de parte de las organizaciones una velocidad para adoptar tecnologías que creen valor dentro del proceso productivo y para seleccionar, de manera oportuna, la mejor metodología o proceso para crear valor en el mercado.

Para alcanzar esto, se requiere por parte de las empresas, una enorme capacidad de adaptación, una incesante búsqueda y un estado de inconformidad constante. Innovar con velocidad implica la oportuna adopción de tecnologías, la rápida selección del proceso adecuado, la utilización de datos y la aplicación sistemática de la tecnología que nos permita analizarlos. Los outputs, que el mercado exige en tiempo real, requieren datos e inputs que ingresen y sean procesados con igual celeridad.

Para ser veloz hay que utilizar las tecnologías que ya están disponibles. Hoy día, contamos con cientos de herramientas que le permiten a quien las sepa usar, tener una vasta comprensión del usuario, de su contexto, de sus necesidades, anhelos, frustraciones y dolores. Es claro que podemos incluso comprender a nuestro usuario mejor que él mismo. Somos ciudadanos públicos que de manera voluntaria dejamos ver al mundo, a través de nuestras redes, lo que somos y lo que nos gusta.

En 2016, el qué, el cómo y el porqué de innovar, de manera simple, fue la temática que quisimos mostrarle al país en Innovation Land. Hace más o menos un año aprendimos de la mano de expertos mundiales, que innovar es un proceso que puede ser más simple de lo que pensábamos. Entendimos que era cuestión de empatía, método y proceso. Este año traemos para ustedes herramientas, tecnologías y tendencias para acelerar la innovación.

El reto este año será el de acelerar la innovación, abrirse al mercado para aprender más y mejor del usuario, conocer y adoptar tecnologías que reduzcan la incertidumbre y faciliten la comprensión de nuestros clientes y su entono, acelerar la innovación adoptando una visión de emprendimiento dentro de las organizaciones. Está todo listo,  contamos con su participación.

Compartir en redes sociales:

0
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados

Imagen