7.000 litros de aceite vegetal usado han sido recolectados en Buenos Aires

LA Network Ciudades - Ciudades
24 junio, 2017 - Ecología Urbana

La Asociación de Lucha contra la Parálisis Infantil (ALPI), que se dedica a la rehabilitación de personas con discapacidades neuromotoras, se beneficia directamente de la recolección.

Foto: Gobierno de Buenos Aires

Tres meses después de que el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, a través de los Puntos Verdes, pusiera en marcha la campaña de recolección de aceite vegetal usado, ya son siete mil los litros de este elemento que han sido dispuestos por los bonaerenses en favor del medio ambiente.

La importancia de esta campaña de recolección, radica en que el aceite usado de la cocina va a parar muy frecuentemente a una pileta o al inodoro. De cualquiera de las dos formas, termina en los cursos de agua con un alto impacto ambiental negativo.

Además, su impacto sobre el medio ambiente se representa en que un litro de aceite vegetal usado puede contaminar mil litros de agua, cantidad suficiente para cubrir el consumo básico de una persona durante un año y medio.

A su vez, la campaña tiene otro aspecto importante en la recuperación del aceite vegetal usado, ya que se recicla y es convertirlo en biodiesel de segunda generación (2G), un combustible que además produce menos emisiones de gases de efecto invernadero que los provenientes de fósiles.

Igualmente, la acción también tiene un fin social: todo el aceite vegetal usado que se recolecta, queda a disposición de la Asociación de Lucha contra la Parálisis Infantil (ALPI), que se dedica a la rehabilitación de personas con discapacidades neuromotoras. Ellos, durante la campaña, son los encargados de entregarlos a las plantas operadoras para su posterior transformación en biocombustible.

El gobierno de la capital argentina, recordó a todos los porteños que para disponer de manera adecuada el aceite vegetal usado en los Puntos Verdes, deben tener presentes las siguientes recomendaciones: debe estar frío, envasado en botellas de plástico limpias y secas; con la tapa bien ajustada, se recibirán hasta 1,5 litros por persona por día, debe ser aceite proveniente del consumo de los hogares: no se aceptará aquel que provenga de empresas o restaurantes.