Barranquilla aplicará sanciones por mal uso del espacio público

LA Network Ciudades - Ciudades
24 julio, 2017 - Seguridad y Convivencia

Los reportes ciudadanos son atendidos por las Inspecciones de Policía Urbanas adscritas a la Secretaría de Control Urbano y Espacio Público.

Plaza San Nicolás – Barranquilla. Foto: Oficina de Proyectos Urbanos (OPUS).

Luego de que aumentaran las quejas de los habitantes de los barrios Los Olivos segunda etapa y en el barrio El Golf, la Alcaldía de Barranquilla decidió aplicar medidas sancionatorias contra quienes en esa zona de la ciudad, están dando un mal uso al espacio público, traducido en invasión a las zonas de libre movilidad.

De acuerdo con el detalle de los casos, en Los Olivos los vecinos del sector denunciaron estar afectados por la operación de una empresa de mármol, durante el día y la noche, asegurando que desde hace seis años se ven perjudicados por invasión de espacio público y por emanación constante de polvo que enferma a los habitantes.

Las actividades desde tempranas horas en esta empresa, incluyen cargue y descargue en la vía generando caos vehicular, así como otros procesos que afectan el bienestar de la comunidad. También, señalan ruido en horas de la noche que causa contaminación auditiva, especialmente en horas de descanso.

Por su parte, en el barrio El Golf un grupo de personas estaba haciendo uso de la zona de antejardín para desarrollar actividades comerciales de comidas rápidas e instalar publicidad indebida, acciones que no están permitidas en espacio público.

“Los ciudadanos deben entender que el espacio público está comprendido entre la línea de construcción y la línea de bordillo, los antejardines y terrazas también son espacio público, comparten un uso privado con un uso público, por lo cual no se tiene libertad total frente al uso de los mismos, no se les puede explotar comercialmente, para ello se adecuan locales y existe una normativa vigente”, destacó el secretario de Control urbano de Barranquilla, Henry Cáceres.

La audiencia pública que se inicia para este tipo de comportamientos contrarios al buen uso e integridad del espacio público, se llevará a cabo con los propietarios y se deben agotar etapas procesales; es por ello que después de la primera visita no se evidencia de inmediato la medida correctiva, aunque se realiza una pedagogía y se les ordena a las personas tomar medidas voluntariamente. En última instancia se debe proceder.