BiciCarga, la nueva solución logística de Bogotá, terminó su prueba piloto

LA Network - Equipo editorial
22 junio, 2022 - Movilidad

En este piloto, en el que participaron 11 empresas entre generadores, distribuidores y proveedores del proyecto, se evidenciaron eficiencias en la operación logística de entrega final de mercancías. Con BiciCarga se redujo el tiempo de operación en las entregas de último kilómetro en un 30 %. 

El piloto ahorró 1,97 toneladas de CO2 en su primera fase y evitó la emisión de 1,5 toneladas de CO2 en la segunda. Foto: @SectorMovilidad

Terminó en la ciudad de Bogotá el piloto de BiciCarga, implementado en la capital colombiana por el Grupo Banco Mundial, con el apoyo de la Secretaría Distrital de Movilidad (SDM). Se trata de un proyecto de movilidad sostenible, que promueve el uso de alternativas de transporte eficientes y amigables con el ambiente, en la entrega final de carga (distribución en la última milla) en la ciudad.

En este piloto, en el que participaron 11 empresas entre generadores, distribuidores y proveedores del proyecto (Alimentos Cárnicos, Comercial Nutresa, La Colmena, CVAS, Opperar, Servientrega, Quick, Pargal, Ecotriciclos, Lola y CityParking), se vieron reducciones en la contaminación.

Por ejemplo: el piloto ahorró 1,97 toneladas de CO2 en su primera fase, que equivalen al CO2 que absorbe un bosque de 98 árboles durante un año, y de 1,5 toneladas en la Fase II. Además, redujo el tiempo de operación en las entregas de último kilómetro en un 30 % y aumentó en un 70% la cantidad promedio de entregas frente a las que se hacen con vehículos de carga tradicionales con motores de combustión interna.

Felipe Ramírez, secretario de Movilidad de Bogotá, explicó que “nos sentimos satisfechos con los buenos resultados del piloto de BiciCarga, que nos demuestran que la ciclologística eficiente y sostenible de último kilómetro, es posible en la ciudad”.

Agregó, igualmente, que “este piloto contó con la iniciativa y el apoyo financiero del Grupo del Banco Mundial (BM), de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), del Fondo ESMAP, de la experticia técnica de Logyca en alianza con MIT FaROL LAB, así como la implementación de Despacio y la articulación de la Secretaría Distrital de Movilidad (SDM)”.

A través de este piloto de ciclologística, la Administración Distrital busca reducir los niveles de contaminación y las ineficiencias operacionales en la distribución de mercancías en la capital. 

Así operó este piloto

En relación con la Fase I, BiciCarga operó con dos modelos: uno centralizado, en el cual cada empresa contó con su propio centro de acopio y distribución, y otro colaborativo donde las empresas compartieron un mismo espacio y recursos para su operación logística. 

De su lado, la Fase II operó únicamente con el modelo colaborativo introduciendo complementos como la energía solar para alimentar la operación de las bicicletas eléctricas, y la posibilidad de transportar carga refrigerada en bicicletas especialmente acondicionadas para ello.

Por otra parte, el tiempo de operación en las entregas se redujo en 30% y la distancia recorrida en 33%. El número de entregas realizadas por hora aumentó en 67% comparado con las que se realizan en vehículos de carga convencionales.

Los resultados consolidados de la Fase I del piloto muestran que en sus 5 meses de duración se entregaron 45 mil pedidos que equivalen a 110 clientes recibiendo pedidos todos los días durante un año. El total de la mercancía entregada pesó 59 toneladas que equivalen a 20 camiones de tres toneladas cargados con bultos de cemento.

A su vez, las bicicletas eléctricas de carga recorrieron en total, durante la Fase I, más de 11 mil kilómetros equivalentes a 28 veces la distancia entre Bogotá y Medellín, y el número de entregas por hora creció 67 % con respecto a los vehículos de carga convencionales.

Para la Fase II, por su lado, el desempeño operacional de las BiciCarga comparado con la operación tradicional usando vehículos de combustión interna creció en un 70 % la cantidad promedio de entregas durante los primeros cuatro meses de los cinco que duró dicha fase.

El peso transportado por kilómetro aumentó en 63 % y el número de entregas por kilómetro recorrido aumentó llegando al doble para la empresa que participó con la logística de alimentos de carga seca y la capacidad de transportar peso por distancia triplicándose para el caso de la empresa que participó con la ciclo-logística de alimentos refrigerados.

¿Lo que sigue? 

Con el fin de generar oportunidades a la logística sostenible de último kilómetro o a nivel de barrio en Bogotá, la Secretaría Distrital de Movilidad está revisando espacios estratégicos con la Terminal de Transporte para escalar el modelo a otros sectores de la ciudad.

Igualmente, está buscando el desarrollo de estrategias conjuntas con las empresas para establecer modelos de circulación apropiados para las bicicletas de carga, incluyendo la infraestructura, el diseño seguro de los vehículos y temas de financiación para la promoción.

Con información de la Secretaría Distrital de Movilidad de Bogotá (Colombia)