En Boyacá crearán un banco de semillas nativas

En Boyacá crearán un banco de semillas nativas

LA Network Ciudades - Ciudades
5 junio, 2018 - Ecología Urbana

Entre la colección de semillas de plantas nativas de Boyacá, fueron incluidas varias especies como frailejones, vegetación que caracteriza el paisaje de los páramos.

En Boyacá crearán un banco de semillas nativas
Foto: Instituto Humboldt

El Instituto Humboldt y el Real Jardín Botánico de Londres, escogieron al departamento colombiano de Boyacá como el escenario para desarrollar su proyecto piloto para la recolección, conservación y evaluación de semillas de flora silvestre o semillas nativas, teniendo como premisa una zona en la que se encuentra el 19 % del área total de los ecosistemas de alta montaña del país.

La iniciativa, que hace parte de los proyectos Colombia Bio del Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación – Colciencias, ideada por el Real Jardín Botánico de Kew, espera establecer planes a largo plazo para la conservación y el uso sostenible del capital natural, como apoyo al desarrollo de la bioeconomía de Colombia.

El banco de semillas nativas, que se desarrolla partiendo de 50 plantas silvestres de ecosistemas de los páramos boyacenses La Rusia, El Valle y Ocetá, forma parte del muestrario nacional, custodiado por el Instituto Humboldt en Villa de Leyva, e internacional que espera reunir semillas del 25 % de las plantas del mundo para el 2020, proyecto liderado por el Jardín Botánico de Kew.

“Si bien las iniciativas globales más destacadas solo estaban enfocadas en la conservación de semillas de plantas cultivadas, ahora se cuenta con estos reservorios de especies silvestres donde el más importante es el Banco de Semillas del Milenio, del Real Jardín Botánico de Kew, del cual forma parte la iniciativa puesta en marcha en Boyacá”, destacó el Instituto.

Desde ahora, este ejercicio se proyecta como la cuota inicial del que será un gran banco nacional de semillas de plantas silvestres que fortalecerá la capacidad de Colombia para recolectar, evaluar y explotar, de forma legítima, sus recursos fitogenéticos y gestionar de manera sostenible su diversidad biológica.