Ciudades ecuatorianas recibirán recursos para para fortalecer sus servicios sociales

LA Network Ciudades - Ciudades
29 noviembre, 2019 - Inclusión

Este país se convierte en el primero que recibe fondos provenientes de la nueva Iniciativa de Migración del BID con el propósito de apoyar a las comunidades receptoras de migrantes

Foto: Archivo LA Network

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó a Ecuador un crédito por 50 millones de dólares y un adicional de 12,5 millones en financiamiento no reembolsable bajo la Iniciativa de Migración del BID, con el propósito de fortalecer servicios sociales en las diferentes ciudades del país latinoamericano.

“Ecuador ha tenido importantes avances sociales en años recientes y ahora está actuando de manera proactiva para asegurar que las comunidades puedan seguir accediendo a servicios sociales de calidad aun cuando ha habido aumentos importantes en la demanda de servicios,” destacó Julia Johannsen, Jefa de Equipo del proyecto en el BID.

La funcionaria agregó que Ecuador va a fortalecer los servicios públicos de salud, educación y protección social para las poblaciones de mayor vulnerabilidad en varias ciudades priorizadas del país, tras la aprobación de un proyecto que se convertirá en el primero aprobado bajo una nueva modalidad que incluye recursos no reembolsables para apoyar a las principales localidades receptoras de población migrante.

“El proyecto tiene aspectos innovadores. Por ejemplo, incluye el uso de novedosos instrumentos de focalización geográfica para identificar a los más necesitados, introduce nuevas modalidades de atención en la protección especial de menores vulnerables, sigue un enfoque de complementación multisectorial de servicios sociales y así asegura un uso eficiente de los recursos”, remarcó Johannsen.

Los beneficiarios del proyecto son la población infantil y adolescente, y mujeres en situaciones de vulnerabilidad en las ciudades priorizadas. Siguiendo la lógica del ciclo de vida, el proyecto busca mejorar el acceso a los servicios sociales para la población más vulnerable, incluyendo madres embarazadas en sus controles prenatales, menores no acompañados o sin hogar en su acogida temporal y protección, los niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad en la calle y sus familias en su referencia a servicios sociales.