Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

Cuáles son las cuatro alcaldesas y alcaldes latinoamericanos que optan por el World Mayor 2021

Compartir en redes sociales:

Las alcaldesas de Ciudad de México y Bogotá, y los alcaldes de Buenos Aires y Guarulhos, fueron incluidos en la lista corta para optar al premio de Alcalde Mundial 2021 (World Mayor Prize 2021), entregado por la Fundación City Mayors. LA Network presenta sus perfiles.

Claudia López, alcaldesa de Bogotá (Colombia). Politóloga, exsenadora y excandidata presidencial, es la primera mujer en el cargo de alcaldesa de la capital de Colombia

Las alcaldesas de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y de Bogotá (Colombia), Claudia López; al igual que Horacio Rodríguez Larreta, alcalde de Buenos Aires (Argentina) y Gustavo Henric Costa, alcalde de Guarulhos (Brasil), hacen parte de la lista de candidatos preseleccionados para obtener el premio Alcalde Mundial 2021 (World Mayor Prize 2021) entregado por la Fundación City Mayors.

La lista de finalistas incluye a 32 alcaldes de 21 países, de los cuales solo estos cuatro son latinoamericanos. El ganador se definirá por medio de una evaluación de expertos en asuntos urbanos y también mediante votación. A través del sitio web de City Mayors los ciudadanos podrán entrar y votar por el alcalde de la lista que merezca ser considerado como el mejor.

La Fundación City Mayors quiso destacar a los mandatarios “cuyo liderazgo durante la pandemia de COVID ha brindado a sus comunidades protección y seguridad”. Pero para ser preseleccionados, “los alcaldes también tenían que mostrar conciencia de las implicaciones a largo plazo de la pandemia. Volver a la “vieja normalidad” no debería ser el objetivo. Para proteger a las comunidades de futuros desastres naturales o provocados por el hombre, las ciudades deben ser más fuertes, más justas y más verdes” explicaron los organizadores del premio en su versión 2021.

LA Network preparó los perfiles de los nominados en esta región del mundo, para conocerlos mejor y el detalle de su gestión.

Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de Ciudad de México

Claudia Sheinbaum Pardo se convirtió en jefa de gobierno de Ciudad de México en 2018, con el 48 % de la votación, muy por encima de su contendiente para ese momento, Alejandra Barrales, quien obtuvo el 31 %.

Sheinbaum, de 58 años, es licenciada en física y doctora en ingeniería energética por la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM. Cuando el actual presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador fue el jefe de Gobierno de la capital, trabajó como secretaria de Medio Ambiente, puesto que ocupó durante seis años, hasta 2006 y en 2015 ganó la alcaldía de la delegación de Tlalpan.

Entre los principales aspectos de su gestión se destacan cómo en la ciudad se han reorientado cerca de 4 mil 700 millones de pesos para atender la pandemia derivada del Coronavirus (COVID-19) al sector salud, también se han dado apoyos a la economía familiar y microempresas; se amplió la condonación de cargos por pagos de impuesto predial y tenencia; y aunque se redujeron los ingresos de la ciudad cerca del 8 %, se aumentó el salario de policías en 9 % y de los trabajadores de la administración pública en 5.2 % anual. Además, se han rehabilitado 17 Centros de Salud y el 87 % de todos los Centros ya abre fines de semana y días festivos, cosa que no ocurría en 2018.

Sheinbaum obtuvo en diciembre de 2020 un nivel de aprobación ciudadana de 70 % al cerrar su segundo año de gobierno, según una encuesta del diario El Financiero. Hoy, de acuerdo con la encuestadora Mitofsky, su aprobación a enero de 2021 es de 62,5 %

La ciudadanía, en términos general, evalúa muy bien o bien la manera en que el gobierno capitalino ha enfrentado la emergencia de la pandemia. Sin embargo, la seguridad pública y la economía es lo que se valora más negativamente. A pesar de que los habitantes de Ciudad de México sienten que las cosas no van bien en la metrópolis, valoran positivamente a Sheinbaum, como sucede con el presidente López Obrador.

Claudia López, alcaldesa de Bogotá (Colombia)

Politóloga, exsenadora y excandidata presidencial, es la primera mujer en el cargo de alcaldesa de la capital de Colombia y además una mujer que representa la diversidad de género, lo que hizo aún más valiosa su elección en 2019 frente a candidatos hombres y vinculados a la tradición política nacional y local.

Su bandera ha sido la lucha contra la corrupción y se ha enfrentado a la polarización política nacional, aunque hay que decirlo, también ha ayudado a aumentarla con su clara oposición al gobierno el presidente Iván Duque. Claudia López sabe que su cargo es de enorme poder en Colombia y ha sabido equipararse con el presidente en la atención mediática y ciudadana. Se ha convertido en un contrapeso permanente del gobierno central.

Mostró un enorme liderazgo al inicio de la pandemia por COVID-19. Bogotá aplicó el esquema de renta básica a los hogares pobres y vulnerables de la ciudad, congeló el predial y la tarifa del transporte público de Transmilenio y también entregó bonos alimenticios; medidas para mitigar las secuelas que ha dejado la pandemia. Pero algunos errores de manejo relacionados con la ampliación de las UCI, su posición radical en un primer momento contra la reapertura gradual de la economía y algunas decisiones mal tomadas desde el punto de vista personal a finales de 2020, le han restado buena parte de la favorabilidad ciudadana con la que comenzó su gobierno. La última encuesta de mandatarios locales de Invamer en Colombia muestra que la alcaldesa capitalina cayó en su popularidad de 61 % a 52 %.

Un reto crucial para la sostenibilidad de la capital es la construcción del metro (unos 26 kilómetros en una primera línea), un sueño de los habitantes de esta megaciudad incluida en los primeros lugares del ranking mundial de congestiones y que contribuiría de manera positiva a la reactivación económica. Claudia López tiene la habilidad y el talante para sacar adelante este y otros proyectos estratégicos, pero deberá hacerlo en tiempo de profundos desafíos para la ciudad colombiana, que tiene indicadores de desempleo y pobreza mayores derivados del COVID-19.

Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno de Buenos Aires

Horacio Rodríguez Larreta comenzó a trabajar con el expresidente Mauricio Macri en 2002 en la fundación y estructuración del partido político Compromiso para el Cambio y hoy conocido como PRO, movimiento del cual sería su vicepresidente desde finales de 2003. Fue jefe de campaña en 2005, cuando Mauricio Macri obtuvo el triunfo como cabeza de lista de los diputados de la ciudad de Buenos Aires; en 2007 cuando Macri fue electo Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; ​ y en 2011, cuando Macri obtuvo su reelección como alcalde.

Pero Rodríguez no se estrenó con Macri en la política. Es un hombre de un dilatado recorrido público. Trabajó para el gobierno del presidente Carlos Menem desde 1995, primero como gerente general de la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social), luego como subsecretario de Políticas Sociales en la Secretaría de Desarrollo Social en 1998 y ese mismo año como director del Foncap, entidad encargada del otorgamiento de microcréditos a microempresas.

También fue colaborador del gobierno malogrado del presidente Fernando de la Rúa. En el año 2000 fue designado interventor del Programa de Atención Médica Integral; luego fue designado presidente del IPS (Instituto de Previsión Social) de la provincia de Buenos Aires y a finales del año 2001 fue nombrado director general de la DGI (Dirección General Impositiva). De su paso por estas posiciones públicas tiene investigaciones que aún no han sido cerradas por la justicia, por supuesto favoritismo a empresas privadas y presunto mal manejo de fondos públicos.

Rodríguez Larreta ganó en 2015 las elecciones para ser alcalde (jefe de gobierno) de la ciudad de Buenos Aires. Desde allí ha dado continuidad a las políticas trazadas con Mauricio Macri en la metrópolis. Se le reconoce como un hombre de poco carisma, pero de alta capacidad ejecutiva.

Bajo su mandato, Buenos Aires está expandiendo las líneas de comunicación viales y de ferrocarriles metropolitanos, y está actualizando sus planes Estratégico y Urbano Ambiental. Otra novedad ha sido, desde 2017, el fortalecimiento de la fuerza policial de la ciudad, al punto de lograr, de manera coordinada con el gobierno central, la aprobación de la Ley de Seguridad Pública Integral, que creó un departamento propio de policía para Buenos Aires con 25 mil oficiales; y en temas de movilidad, han sido notables la reducción del tiempo promedio entre las formaciones del subte en hora pico y la construcción de Paseo del Bajo, un megaproyecto que ha pretendido desahogar el tráfico de la ciudad, a la par que entrega nuevos espacios públicos.

Pero desde 2020, la capacidad de Rodríguez Larreta para responder a las necesidades cotidianas de 3 millones de porteños, en una conurbación de casi 12 millones, se ve sometida a una doble y crítica presión, con un impacto económico y social devastador que se advierte en el aumento de la pobreza, la quiebra de pequeños negocios y el retroceso de la clase media como consecuencia del COVID-19 y la crisis económica estructural del país. Hoy la favorabilidad del Rodríguez Larreta está en el 42 %, mientras su imagen desfavorable se ubica en el 44 %. Eso sí, sigue siendo en las actuales circunstancias, uno de los políticos mejor valorados en ese país.

Gustavo Henric Costa, alcalde de Guarulhos (Brasil)

En la política local brasileña es conocido como “Guti”. Nacido en 1984, es un político y empresario afiliado al Partido Socialdemócrata (PSD).

Licenciado en Derecho y con posgrado en Derecho Administrativo, “Guti” fue concejal por dos mandatos de su ciudad. En 2016, a la edad de 31 años, “Guti” fue elegido el alcalde más joven de Guarulhos en una votación récord que totalizó 481 541 votos, la mayor en la historia del municipio.

Fue reelegido en noviembre de 2020 en una lucha abierta con el Partido de los Trabajadores PT del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, en la segunda ciudad más grande del estado de São Paulo. El alcalde electo obtuvo el 57,8 % de los votos, mientras que el rival de turno sumó el 42,1 %.

Para los opinadores, el mayor legado de su gestión para la ciudad fue haber renegociado la concesión de agua con Sabesp, poniendo fin a la rotación en Guarulhos. Pero también enfrentó dos cargos en su campaña anterior por supuestamente financiar una encuesta electoral. El pago de la encuesta no se habría declarado.

Compartir en redes sociales:

1
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados

Imagen
Imagen

Únete a la red colaborativa

Mantenemos tus datos seguros