Uno de los grandes “pecados” de esta obra es que desconectó el vecindario con el cuerpo de agua de esa zona de la ciudad. Foto: NYC Parks & Recreation.