Los saludo desde la ciudad de Estocolmo, una ciudad que realmente debería ser considerada como un ejemplo para el mundo, por ser un lugar bajo en emisiones, amigable con el ambiente y destacado por sus sistemas de movilidad sostenible.