Identifican los principales obstáculos para el desarrollo sostenible en Latinoamérica

Identifican los principales obstáculos para el desarrollo sostenible en Latinoamérica

LA Network Ciudades - Ciudades

Para superarlos, proponen crear políticas centradas en los derechos y la igualdad, siguiendo los pasos marcados por la Agenda 2030 de desarrollo sostenible.

Identifican los principales obstáculos para el desarrollo sostenible en Latinoamérica
Foto: ONU

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) identificó ocho frenos que impiden el desarrollo social de la región y que van desde la enquistada pobreza a la desigualdad crónica, pasando por la falta de inversión en el tejido social y los impactos del cambio climático.

El primero de ellos es la persistencia de la pobreza, pues en 2017 el número de personas en situación de pobreza en América Latina llegó a los 184 millones, equivalente al 30,2 % de la población. Luego están las desigualdades estructurales y la cultura del privilegio; las brechas en educación, salud y de acceso a servicios básicos, y La falta de trabajo y la incertidumbre del mercado laboral.

Sobre este punto, la CEPAL agrega que en América Latina los ingresos de los ocupados en sectores de baja productividad no alcanzan a la mitad de los que perciben los ocupados en los sectores de productividad media y alta. Además, la tasa de pobreza entre las personas ocupadas en empleos de baja productividad (30,4 %) triplica la de los ocupados en empleos de alta productividad.

De otro lado, los restantes puntos analizados como obstáculos para el desarrollo sostenible en la región son: acceso parcial y desigual a la protección social; la institucionalización de política social aún en construcción; una inversión social insuficiente, y obstáculos emergentes a los cuales la CEPAL añade cinco trabas emergentes para el de desarrollo social.

Los países de América Latina y el Caribe están ante el desafío de implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en la búsqueda de un nuevo modelo de desarrollo basado en la igualdad, la inclusión social y laboral, la erradicación de la pobreza, la sostenibilidad ambiental y el crecimiento económico. Hacer frente a este desafío implica impulsar las tres dimensiones del desarrollo sostenible: la social, la ambiental y la económica, agrega el pronunciamiento del organismo.