Intelectuales atacan la idea de que la vida de los ancianos vale menos en esta pandemia

Intelectuales atacan la idea de que la vida de los ancianos ‘vale menos’ en esta pandemia

LA Network - Equipo editorial
9 agosto, 2020 - Inclusión

Firmado por 21 grandes pensadores, en su gran mayoría europeos, el Manifiesto ‘Sin ancianos no hay futuro. Llamamiento para rehumanizar nuestras sociedades. No a una sanidad selectiva’,  reclama contra la falsa idea de sacrificar las vidas de adultos mayores “en beneficio de otras”.

Intelectuales atacan la idea de que la vida de los ancianos vale menos en esta pandemia
El manifiesto hizo un llamado ante lo que estas personalidades consideran un asunto urgente en el que “Se está abriendo paso la idea de que se pueden sacrificar sus vidas en beneficio de otras”.

Los titulares de prensa durante los últimos meses, además de registrar las cifras globales de contagios y muertes por la pandemia de coronavirus, han reportado una tragedia mayor: el alto porcentaje de ancianos muertos o aún peor, de muertes en centro de atención a personas mayores, tanto en Europa como en las Américas.

En distintos países el porcentaje de muertes de adultos mayores por COVID-19 superó o supera hoy más del 70 %: de cada 10 víctimas que deja este virus, siete son ancianos.

En Colombia, por citar solo un ejemplo latinoamericano, durante el escenario planteado de saturación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) con cifras de más del 90 % de ocupación o en algunos casos del 100 %; se escuchó en las noticias a personal médico indicando los criterios para asignación de respiradores o camas UCI: posibilidades de recuperación del paciente, enfermedades preexistentes y su expectativa de vida.

Esta misma situación que se vivió en el contexto europeo, llevó a un grupo de 21 personalidades, 19 europeos, una estadounidense y una surafricana; a firmar el Manifiesto ‘Sin ancianos no hay futuro. Llamamiento para re‐humanizar nuestras sociedades. No a una sanidad selectiva’; documento surgido desde la comunidad de San Egidio en Roma y que vinculó a grandes pensadores del mundo occidental como el filósofo alemán Jürgen Habermas; el sociólogo español y teórico de la comunicación Manuel Castells; los exmandatarios Felipe González de España y Romano Prodi de Italia y el economista Jeffrey Sachs; entre otros.

El manifiesto hizo un llamado ante lo que estas personalidades consideran un asunto urgente en el que “Se está abriendo paso la idea de que se pueden sacrificar sus vidas en beneficio de otras. El papa Francisco lo define como “cultura del descarte”: privar a los ancianos del derecho a ser considerados personas relegándolos a ser solo un número y, en algunos casos, ni siquiera eso”.

“El manifiesto tiene una importancia enorme y alguien tenía que levantar la voz en este tema. Realmente no hay una justificación para que se resuelva que la vida de una persona mayor de 60 o 70 años vale menos que la de un joven”, señaló el exministro de Medio Ambiente de Colombia, autor y catedrático, Manuel Rodríguez Becerra.

En diálogo con LA Network, Rodríguez Becerra recordó que lamentablemente el mundo ha privilegiado cada vez con mayor frecuencia la capacidad productiva de las personas por lo que se desechan la experiencia y sabiduría de los adultos mayores, sin tener en cuenta que “las grandes decisiones de la vida son las decisiones éticas”.

De hecho, el Manifiesto denuncia y reclama con crudeza el modelo de priorización de la atención médica en medio de la crisis o colapso de los sistemas de salud y específicamente de la UCI.

“En muchos países, ante la necesidad de atención sanitaria está surgiendo un modelo peligroso que fomenta una “sanidad selectiva” que considera residual la vida de los ancianos”, indicó el documento que fue publicado a finales de mayo y que realmente ha tenido poca difusión en el mundo.

“Resignarse a una solución de este tipo es humana y jurídicamente inaceptable. Lo es no solo según una visión religiosa de la vida sino también según la lógica de los derechos humanos y de la deontología médica”, recalcaron los firmantes.

Intelectuales atacan la idea de que la vida de los ancianos vale menos en esta pandemia
Jeffrey Sachs, uno de los firmantes del Manifiesto, es economista y profesor estadounidense, destacado por su trabajo en el campo del desarrollo sostenible, la macroeconomía global y la lucha contra la pobreza.

Para la periodista colombiana Luz María Tobón Vallejo, el mundo tiene la responsabilidad ética de evitar que las UCI y la respuesta médica se agote, y no llegar al límite de decisiones éticas como la de tener que decidir a quién se prioriza la atención.

Según la directora de medios y catedrática, esa responsabilidad recae ante todos los seres humanos. Primero en los más poderosos como los estados, los gobiernos. En segundo lugar, las personas con mayores capacidades económicas del mundo y, en tercer lugar, todos bajo la premisa de responsabilidad de que cada persona que no se contagia, aumenta la posibilidad de atención a los más vulnerables. “Esto pone a prueba la capacidad de empatía de la humanidad”, dijo Tobón Vallejo a LA Network.

Agregó que el Manifiesto tiene un poder no solo consistente en un llamado de atención a las sociedades frente a la situación mundial actual, sino ante el respeto por la contribución hecha a la humanidad y representada por este grupo de manifestantes: “Las personas que han firmado este manifiesto son guías de la humanidad. Si uno piensa en comunicación lee a Castells, si se piensa en la filosofía política tiene que leer a Habermas. Si se piensa en sostenibilidad tiene que leer Sachs”.

Esto mismo expresa el Manifiesto cuando afirma que “La aportación de los ancianos sigue siendo objeto de importantes reflexiones en todas las culturas. Es fundamental en la trama social entre generaciones. No podemos dejar morir a la generación que luchó contra las dictaduras, que trabajó por la reconstrucción después de la guerra y que edificó Europa”.

Sobre el reclamo por la muerte del alto número de ancianos, los 21 firmantes iniciales calificaron como una “barbaridad” la tesis de que una menor expectativa de vida, reduzca en proporción alguna el valor de esa vida.

Justamente este fin de semana se conocía la noticia de la muerte de 19 ancianos en un hogar para adultos mayores del condado de Fort Bend en Texas, que deja en el aire la pregunta de por qué estas personas no tuvieron atención médica intensiva y que tal vez, premonitoriamente, promulgaba el manifiesto hace más de dos meses: “Es el momento de dedicar todos los recursos que sean necesarios para proteger el mayor número de vidas posible y para humanizar el acceso a la atención sanitaria para todos. Que el valor de la vida sea siempre igual para todos. Quien rebaja el valor de la vida frágil y débil de los más ancianos, se prepara para desvalorar todas las vidas”.

Firmantes del Manifiesto:

  • Andrea Riccardi, historiador, fundador de la Comunidad de Sant’Egidio
  • Romano Prodi, ex presidente del Gobierno italiano y de la Comisión Europea
  • Jeffrey D. Sachs, director de UN Sustainable Development Solutions Network
  • Manuel Castells, catedrático de sociología de la Universidad de California Berkeley, España
  • Aleksandra Dulkiewicz, alcaldesa de Danzica, Polonia
  • Simonetta Agnello Hornby, escritora, Reino Unido
  • Felipe González Márquez, ex presidente de España
  • Irina Bokova, exdirectora general de la UNESCO, miembro del alto comité para la fraternidad humana, Bulgaria
  • Mark Eyskens, ex primer ministro belga
  • Hans Gert Pöttering, ex presidente del Parlamento europeo, Alemania
  • Marie De Hennezel, psicóloga, Francia
  • Jean-Pierre Denis, director del semanario ‘La Vie’, Francia
  • Matteo Zuppi, arzobispo de Bolonia
  • Adam Michnik, ensayista, director de Gazeta Wyborcza, Polonia
  • Michel Wieviorka, sociólogo, presidente de la Fondation Maison des Sciences de l’Homme de París, Francia
  • Giuseppe De Rita, fundador de CENSIS
  • Stefania Giannini, directora general adjunta de la UNESCO
  • Maria Antónia Palla, periodista, Portugal
  • Navi Pillay, jueza, presidenta de ICDP, Sudáfrica
  • Annette Schavan, exministra federal alemana de Educación e Investigación, Alemania
  • Jürgen Habermas, filósofo, Alemania