La postura del alcalde de Los Ángeles sobre la presión a las ciudades santuario

LA Network - Equipo editorial
26 enero, 2017 - Gobernanza

Esta es la declaración del alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, sobre la orden ejecutiva del presidente Donald Trump relacionada con restricciones migratorias. Por su relevancia, la publicamos para nuestros lectores.

Eric Garcetti, alcalde de Los Ángeles. Foto: Dana Gardner - Shutterstock Inc
Eric Garcetti, alcalde de Los Ángeles. Foto: Dana Gardner – Shutterstock Inc

Tener un espíritu compasivo, acogedor y abierto no es solamente un ideal que esperamos lograr, es parte del carácter americano. Estos son nuestros valores en Los Ángeles, y tenemos toda la intención de preservarlos a pesar de lo que pase en Washington D.C.

Nuestra primera prioridad siempre será el bienestar y la seguridad de todos quienes viven, trabajan y visitan Los Ángeles. La idea que no cooperamos con el gobierno federal simplemente no es correcta. Nosotros cooperamos regularmente con las autoridades migratorias, en particular en casos relacionados a delitos serios. Además, siempre cumplimos con órdenes de detención que se hacen de manera constitucional.

Sin embargo, nunca le pedimos a nuestra policía local que implemente leyes federales de migración – y esto es una práctica oficial de la LAPD-, que se ha cumplido durante los últimos cuarenta años. Esto beneficia a todos, porque es esencial fomentar la confianza entre la policía y la comunidad para ejecutar la ley efectivamente.

Todos en Los Ángeles deben sentirse seguros reportando un crimen a la policía al cual fueron testigo o víctima, y su situación migratoria no debe obstaculizar con la colaboración y la alianza que necesitamos para mantener seguras nuestras comunidades.

Separando las familias y recortando los fondos a cualquier ciudad, particularmente Los Ángeles, cuyos puertos reciben 40% de las mercancías de nuestro país y cuyo aeropuerto acogió 80 millones de pasajeros el año pasado, arriesga la seguridad individual y la salud económica de todo nuestro país. Esta no es la manera adelante para los Estados Unidos.