Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Comfama Top Home
Donar

‘La revolución urbana en Brasil está en las ciudades intermedias’: Paulo Sergio Custodio

Compartir en redes sociales:

El experto de la Red Simus, Paulo Sergio Custodio, dialogó con LA Network sobre las distintas realidades urbanas de su país con el filtro de lo sucedido con la pandemia.

‘La revolución urbana en Brasil está en las ciudades intermedias’: Paulo Sergio Custodio
Para el experto, a diferencia de lo que se puede pensar, son las ciudades intermedias brasileñas las que más están impulsando los cambios hacia la sostenibilidad urbana.

Brasil, el gigante latinoamericano es un crisol de razas, de culturas, de megaciudades y pequeñas urbes que en muchas ocasiones han propuesto e impulsado soluciones y transformaciones para toda la región.

De allí que LA Network, en su alianza con la Red Simus (que promueve la movilidad sostenible y acoge los sistemas de transporte masivo en Latinoamérica), haya invitado a uno de sus expertos para conocer su visión de la actualidad del país en distintas dimensiones del desarrollo urbano.

Profesor del University College London, integrante del Centro de Estudios del Transporte, Paulo Sergio Custodio es magíster en Planeación de Transporte con 43 años de experiencia en planeación y diseño de sistemas de transporte público urbano, incluyendo sistemas de metro, trenes ligeros, BRT y buses urbanos.

Para el experto, a diferencia de lo que se puede pensar, son las ciudades intermedias brasileras las que más están impulsando los cambios hacia la sostenibilidad urbana y lamentó la actual situación política de su país donde la polarización está afectando los procesos de desarrollo de las urbes.

La pandemia ha generado crisis, pero también oportunidades. ¿Qué proyectos nuevos de movilidad trajo consigo la coyuntura actual?

En realidad, no veo proyectos nuevos sucediendo en Brasil. Todo está en lo mismo, muchas cosas de antes detenidas por los problemas financieros, no existen en realidad en este momento proyectos de movilidad en el país.  Existe mucha discusión, pero algunas cosas están cambiando como las bicicletas que están siendo mucho más aceptadas que antes. La pandemia ha ayudado mucho a esto. Existe hoy también una conciencia mayor del uso del espacio público, entonces hay proyectos como la ampliación de andenes o veredas más espacio para quienes usan las bicicletas o caminan mucho, pero no existen grandes proyectos de movilidad más en el país.

‘La revolución urbana en Brasil está en las ciudades intermedias’: Paulo Sergio Custodio
Paulo Sergio Custodio es magíster en Planeación de Transporte con 43 años de experiencia en planeación y diseño de sistemas de transporte público urbano. Foto: Red Simus.

Además de la promoción de la movilidad activa, ¿Qué cambios percibe en la movilidad sostenible de su país?

Un cambio importante es el sucedido con las leyes de tránsito que pasaron de ser rígidas a una flexibilización en la que, por ejemplo, una persona que cause un incidente con muertes ya no será considerado como un criminal, sino que el hecho será considerado como un incidente grave. Han cambiado las condiciones para la suspensión o cancelación de licencias, se ha retirado el control en las vías, ya no hay tantos radares y el presidente indica que él está recuperando la felicidad de que una persona pueda manejar de la manera que le guste.

Parece una contradicción que cuando se requiere mayor seguridad vial para peatones y ciclistas ocurra esta flexibilización que promueve la seguridad vial…

La mortalidad no ha aumentado por que la población no está en las calles. Brasil hoy tiene una división política muy grande entonces por la lucha política se han cambiado por cosas distintas, hoy tenemos un presidente sin precedentes.

¿Cuáles son las consecuencias de esa división política en relación con el desarrollo urbano?

Con la pandemia los recursos se fueron claro, a la crisis, para comprar respiradores, pero en un esquema muy grande de corrupción. En muchos casos son respiradores comprados eran en realidad en ventiladores de fábrica que no servían para los hospitales. En cuanto a gobernanza esta se ha afectado. Existe una pelea entre gobernadores y alcaldes. Se ha afectado la gobernanza porque hay estados que dependen mucho del gobierno nacional y se privilegia a unos más que a otros en la visión política y en Brasil se está dando una polarización: quien no está conmigo, está contra mí. No sabemos qué pasará en cuanto a la movilidad sostenible que requiere la integración de los niveles de la gobernanza, pero hoy cada gobernador hace sus cosas, cada alcalde las suyas.

¿Cómo afecta esto los sistemas de transporte masivo, público?

Pese a que Brasil tiene la demanda más alta de Latinoamérica, eso no hace que los sistemas sean sostenibles. No se han implementados mejoras en los sistemas o renovación de las flotas. Existe una relación de poder entre los operadores de transporte y el gobierno para que todos ellos aprovechen las brechas y no hagan lo que tienen que hacer y la pandemia lo empeoró. No creo que se vayan a dar esquemas de renovación de flotas porque muchas empresas se han quebrado. Creo que en al menos dos años no habrá desarrollo, nadie va a invertir en flotas o nuevos carriles, nadie está dispuesto a invertir.

‘La revolución urbana en Brasil está en las ciudades intermedias’: Paulo Sergio Custodio
“Existe mucha discusión, pero algunas cosas están cambiando como las bicicletas que están siendo mucho más aceptadas que antes’, afirma el experto Custodio. Foto: Willemarcel (Bajo Licencia Creative Commons).

Investigaciones del ITDP de Brasil publicadas por LA Network indican que la población negra tiene menos posibilidades de acceso a los sistemas de transporte, ¿cuál es su reflexión en torno a esta desigualdad?

No conozco el informe, pero no es necesario un estudio para concluir esto porque en la manera como hemos desarrollado las ciudades hemos echado a la población pobre a las periferias. Entonces allá no llega el transporte, no llega la salud, no llega el colegio, hay una cantidad grande de calles en Brasil que ni siquiera tienen nombre. Hay una gran cantidad de desarrollos que son ilegales y ocupaciones informales y el gobierno no tiene mucha idea de cómo es y desafortunadamente la población negra está entre los más pobres con menos accesos y aunque Brasil dice que no tiene racismo, eso no es verdad.   El racismo es muy latente en Brasil fuimos educados así, pero tenemos que educarnos más para cambiar eso.

¿Entonces no se están aprovechando las oportunidades de cambio que se afirma ha traído esta crisis?

Sí se está haciendo. Por increíble que parezca hay cada vez un movimiento progresista creciendo en las ciudades intermedias.  Casi todas las ciudades medianas están hoy impulsando sus proyectos de desarrollo urbano, de vivienda sustentable. Yo no estoy involucrado mucho en esos proyectos territoriales, pero recibo solicitudes para apoyarlos, entonces las ciudades que tienen como entre 400.000 y 1’000.000 de habitantes en Brasil están muy movidas. La polarización que se ve en las grandes ciudades no lo es tanto en estas ciudades medianas. Creo que por lo menos unas 40 ciudades están haciendo planes y proyectos de movilidad, de desarrollo urbano, no para invertir ahora pero sí para el próximo año.

Finalmente, su país ha sido protagonista de grandes desastres naturales como los incendios en la Amazonía, ¿cómo ve la dimensión ambiental en Brasil?

La discusión sobre la sostenibilidad, sobre el cambio climático, los incendios en las selvas están inmersos en una falta de conciencia y actitud del gobierno nacional. Los brasileros no tenemos conciencia de que somos dueños de estas selvas, que conservarlas es nuestro derecho. Por ejemplo, había una política de recuperación y conservación de nacientes de agua, pero ahora pasan una ley que dice que ya no es obligatorio para los propietarios mantenerlas. Entonces este gobierno ha sido un retroceso muy grande en el medio ambiente y tampoco tiene ninguna política para movilidad. El gobierno nacional ha debilitado todos los organismos que fiscalizaban y protegían las selvas.

Compartir en redes sociales:

1
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Únete a la red colaborativa

Mantenemos tus datos seguros