Plaza Nicanor Parra, la número 12 de Bolsillo

LA Network Ciudades - Ciudades

La Plaza de Bolsillo Nicanor Parra trata de incorporar los elementos ya tradicionales en las plazas de bolsillo: juegos, mesas de picnic, arboles.

Plaza Nicanor Parra, la número 12 de Bolsillo
Foto: @plazasbolsillo

Este jueves, en la Municipalidad de La Reina, al nororiente de la ciudad de Santiago, la Nicanor Parra se convertirá en la Plaza de Bolsillo número 12 y la segunda de esta nueva etapa del proyecto, luego de que fueran aprobados sus recursos el 27 de septiembre de 2017 por parte del Consejo Regional Metropolitano de Santiago.

El nuevo espacio tiene una superficie aproximada de 180 m2 y se ubica en la calle Fernando Castillo Velasco, a pasos de la intersección con Tobalaba, esquina en la que se emplazará la estación terminal de la futura línea 3 del Metro, también llamada Fernando Castillo Velasco.

La Plaza de Bolsillo Nicanor Parra trata de incorporar los elementos ya tradicionales en las plazas de bolsillo (juegos, mesas de picnic, arboles) para acentuar el carácter comunitario de la misma.

Igualmente, este nuevo espacio para el ejercicio del #DerechoalaCiudad incorpora biciestacionamientos de alto estándar y un punto de reparación, con lo que se espera que se transforme en punto de detención para los ciclistas que transitan por la ciclovía a la que enfrenta.

El lugar, que estará bajo la custodia de la Municipalidad de La Reina, contará con la asociación FoodTrucks Lovers, radicada en esta comuna, lo que permitirá que la plaza pueda operar como la mayoría, a través de una asociación de foodtrucks como socios activadores.

El proyecto considera la adquisición de mobiliario urbano destinados a usuarios de diferentes edades por lo que se espera un público diverso, de familias, de vecinos, transeúntes y ciclistas.

Además, contempla cierre perimetral, una puerta de acceso, letrero, cuatro árboles crecidos en macetas, 10 jardineras de huerto, mesas de picnic, basureros, área de juegos con palmeta de caucho y juego dinámico que incluye diversas actividades en un espacio pequeño.

El municipio dispuso del terreno, la implementación de maicillo, mural, cierres y servicios básicos, lo que representó un aporte de 10 millones de pesos, unos 16 mil dólares.