Programas de Curitiba, reconocidos por su cumplimiento de los ODS

Programas de Curitiba, reconocidos por su cumplimiento de los ODS

LA Network Ciudades - Ciudades
13 agosto, 2018 - Gobernanza

361 instituciones inscribieron sus mejores prácticas para el logro de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).

Programas de Curitiba, reconocidos por su cumplimiento de los ODS
Foto: Daniel Castellano – Prefeitura de Curitiba

Dos programas que lleva a cabo el Gobierno de la ciudad brasileña de Curitiba, uno en el área de Educación y otro en Trabajo y Empleo, fueron listados dentro del grupo de finalistas del Premio Sesi ODS, promovido por el Sistema Fiep y que será entregado el 30 de octubre.

Lectura recomendada: ¿Cómo va Latinoamérica en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS?

El Premio Sesi destaca a las empresas, instituciones públicas y tercer sector con las mejores prácticas para la promoción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), establecidos por las Naciones Unidas (ONU), y esta vez tuvo presentes las acciones del programa “Líneas del Conocimiento”, desarrollado por la Secretaría Municipal de Educación de Curitiba; y al Centro de Reacondicionamiento de Computadoras, de la Fundación de Acción Social (FAS).

Por su parte, en temas relacionados con el cuidado del ambiente, el proyecto “Mi Botella, Mi Agua, Nuestro Planeta”, del Centro Municipal de Educación Infantil (CMEI) Xapinhal, en el barrio Sitio Cercado, recibirá el Sello Sesi ODS, que certifica el impacto causado por instituciones en relación con el logro de los ODS.

Visita además: Nace ProUrabá: iniciativa para el desarrollo sostenible de una zona estratégica para Colombia.

Sobre los proyectos que estarán entre los finalistas del premio, el Centro de Reacondicionamiento de Computadoras, que concurre al Premio Sesi ODS, ofrece cursos de reacondicionamiento y mantenimiento de equipos informáticos a jóvenes que viven en situación de vulnerabilidad social. Mientras que el Centro Municipal de Educación Infantil (CMEI) Xapinhal surgió de la preocupación con el consumo elevado de vasos desechables de plástico y la necesidad de promover un abordaje ambiental en el ambiente cotidiano de los niños que originó el proyecto “Mi Botella, Mi Agua, Nuestro Planeta”.