Puebla le sigue apostando a los Días Sin Coche

LA Network Ciudades - Ciudades
24 mayo, 2017 - Movilidad

El día 22 de cada mes, Puebla fomenta que en la ciudad dejen de utilizar el automóvil, a fin de generar una cultura de respeto al medio ambiente.

Foto: Ayuntamiento de Puebla

La ciudad de Puebla (México) se ha convertido en una de las grandes impulsoras de la movilidad sostenible en el país latinoamericano y para ello han implementado un día al mes en el que los ciudadanos abandonan al “rey carro” y se movilizan en otros sistemas, como la bicicleta y el transporte público.

El “Día Poblano Sin Coche”, que se realiza cada día 22 del mes, se viene fortaleciendo como la manera en la que Puebla fomenta la movilidad no motorizada y el cuidado del medio ambiente a través del impulso a estilos de transporte de bajas emisiones y con impacto directo en la calidad de la salud.

En este sentido, el Ayuntamiento de Puebla invitó a la ciudadanía a seguirse sumando a esta causa, trasladándose a sus destinos a pie, en transporte público o en bicicleta, apoyando así a que la ciudad tenga una mejor calidad de aire, una movilidad más fluida y segura, y a que los ciudadanos encuentren alternativas en la intermodalidad para llegar hasta y desde sus destinos.

Para quienes se han sumado a estas jornadas del “Día Poblano Sin Coche”, el Sistema Público de Bicicletas “Bici Puebla”, es una alternativa más de transporte. Las personas que deseen hacer uso de este servicio, pueden inscribirse en la página web www.bicipuebla.com.

Posterior al registro y primer pago, los usuarios recibirán un “token” que tendrá toda su información y les permitirá empezar a utilizar las bicicletas de manera inmediata.

Las Cicloestaciones que conforman el Sistema de Bicicletas Públicas, aprovechan la energía solar y la flota de bicicletas son resistentes y muy cómodas. Además, están diseñadas para ser insertadas en los puertos de anclaje de cada una de las cicloestaciones de la ciudad, lo cual permite a los usuarios disponer de una bicicleta en un punto y dejarla en la cicloestación más próxima a su destino final.