Regulación de taxis en Quito ya pasó el primer escalón

LA Network Ciudades - Ciudades
26 junio, 2017 - Movilidad

El Distrito cuenta al momento con  una oferta de taxis de 16.024 vehículos habilitados a través de registros municipales de transporte.

Foto: Alcaldía de Quito

La Ordenanza Metropolitana Sustitutiva que establece el régimen administrativo para la prestación del servicio de taxi en el Distrito Metropolitano de Quito, superó el primer debate y fue aprobado en el Concejo Metropolitano de la capital ecuatoriana, dando el visto bueno al estudio realizado sobre ocho mil 693 taxis que serían habilitados.

Los Concejales pidieron que se entregue el catastro de personas naturales, la metodología de levantamiento de la información y el informe completo de la Consultaría, por unanimidad se aprobó en primer debate la Ordenanza Metropolitana Sustitutiva.

“Los resultados del estudio determinan la oferta-demanda del servicio de transporte de taxis, tanto legal como ilegal en el distrito. De 31.000 encuestas realizadas a usuarios quedaron 2.019 encuestas de personas que usan con frecuencia los taxis, también se hizo encuestas de viajes formales e informales y de conductores”, resaltó Darío Tapia, secretario de Movilidad.

De acuerdo con el Funcionario, se estima que en el Distrito de Quito existen 226.000 viajes de taxi en días laborables, la hora de mayor demanda es de 7 a 8 de la mañana concentrándose el 10% viajes  a esas horas y a la caída de la tarde o en la noche.

El informe determina que el Distrito cuenta al momento con  una oferta de taxis de 16.024 vehículos habilitados a través de registros municipales de transporte y son alrededor de 13.323 vehículos que prestan el servicio sin la debida autorización. No concuerda los niveles de oferta de vehículos y demanda de usuarios.

Con eso se llega a la formulación de que existen 16.024 taxis legalizados y se requeriría 8.693 nuevos taxis para servir eficientemente a la ciudadanía como tiempo de espera, cobertura, ubicación o paradas específicas en las periferias  o extremos de la ciudad para que no vengan al hipercentro.

Tapia explicó además que el nivel de espera óptimo es de 6.37 minutos pero actualmente la gente espera 10 o más minutos eso desmejora la calidad de servicio.  Este factor es importante para elegir la cantidad de vehículos según el tiempo de espera y no en base al número de habitantes.

Igualmente, detalló el Secretario que hay una gran demanda en parroquias urbanas y rurales, de cada 10 viajes, cinco son urbanos, dos periféricos y tres rurales.  El Taxi periférico no cumple su misión vienen al hipercentro y se quedan. En el caso de taxis rurales  del 100 por ciento de viajes, el 80% si levantan pasajeros en la parte rural.