En la ciudad es abundante la arquitectura religiosa. La Catedral Metropolitana es un buen ejemplo. Está ubicada en la Plaza 25 de Mayo. Su construcción se inició el año 1551 y se mantuvo durante casi un siglo. Por tener un periodo de construcción tan largo combina un estilo barroco y renacentista con influencias mestizas.