Más de 680 mil bonaerenses se beneficiarán con el viaducto del San Martín

LA Network Ciudades - Ciudades
26 febrero, 2018 - Movilidad

El nuevo viaducto tendrá entre sus ventajas un tránsito más fluido, al eliminarse barreras críticas y menos contaminación y menor consumo de energía gracias al aumento en la fluidez del tránsito.

Foto: Gobierno de Buenos Aires

Luego de ser anunciada a finales del año 2016, la obra del viaducto del San Martín en Buenos Aires (Argentina) avanza a lo largo de 5 kilómetros entre Palermo y Paternal, en vías elevadas, lo que permitirá eliminar 11 pasos bajo nivel actuales y crear otros nueve cruces seguros, entre Honduras y avenida Garmendia.

El viaducto, detallan los encargados desde el Ministerio de Transporte de la Nación, correrá a través de la actual traza del Ferrocarril San Martín entre Honduras y avenida Garmendia. Al elevar las vías del tren se pueden eliminar 11 barreras correspondientes a los cruces con las avenidas Córdoba y Corrientes, y las calles Jorge Newbery, Garmendia, Honduras, Gorriti, Cabrera, Niceto Vega, Loyola, Ramírez de Velasco y Girardot.

Además, en toda la traza se generarán nuevos espacios verdes, zonas de servicios y áreas de esparcimiento que fomentarán la integración y recuperarán la vitalidad de los barrios de Palermo, Villa Crespo y Paternal.

“Hoy empieza la cuenta regresiva de una de las obras más importantes para la Ciudad”, resaltó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez. “Este tren, en no mucho tiempo, va a ser un tren eléctrico, con formaciones totalmente nuevas”.

Igualmente, los usuarios del tren podrán llegar más rápido a destino, ya que se eliminarán los cruces ferroviarios entre Palermo y La Paternal. La modificación permitirá aumentar las frecuencias del tren y los 250 mil usuarios de colectivos más los 260 mil automovilistas que cruzan los pasos a nivel de la zona todos los días, se ahorrarán entre 15 y 20 minutos de demoras. En el Ferrocarril San Martín viajan diariamente 170 mil pasajeros.

Las obras se realizarán con la utilización de un nuevo sistema constructivo en la Ciudad que permite que no haya cortes del servicio ferroviario ni de tránsito -excepto por cortos períodos que permitan efectuar los enlaces correspondientes- gracias a la implementación de la técnica de construcción “Lanzadera de vigas”, que se usará por primera vez en la Ciudad.